Los puestos avanzados en Cisjordania: todo un sistema de expolio

Yosi Gurvitz

Fuente: West Bank outposts: An entire system of dispossession, +972, 22/04/2015

Guardas israelíes de seguridad civil tratan de impedir que los palestinos trabajen en sus tierras en la aldea cisjordana de Sinyil, cerca del puesto avanzado judío de Givat Haroe, el 18 de agosto de 2013. Tres años después de que los colonos invadieran sus tierras, la Corte Suprema israelí dio la razón a los palestinos. (Foto: Activestills.org)

Si tuviéramos que buscar un buen ejemplo del significado del sistema israelí de puestos avanzados —los asentamientos no oficiales que los israelíes construyen en Cisjordania—, no encontraríamos otro mejor que el proporcionado por el ministro de defensa. Comentando un recurso legal que demanda la eliminación del puesto avanzado de Mitzpe Kramim, el ministro de defensa Moisés Yaalon dijo (en hebreo): “Esta ubicación fue establecida legalmente, con el apoyo del primer ministro y del ministro de defensa. Es cierto que después alguien apeló, una organización israelí naturalmente, una organización izquierdista que encontró a algunos árabes que reclaman su propiedad”. Por penoso que sea, este es el nivel de comprensión de un destacado ministro del gobierno, siendo lo más interesante su observación sobre “algunos árabes que reclaman su propiedad”.

Con cierta brutalidad, Yaalon aborda el problema principal del movimiento de los puestos avanzados: su violación de los derechos humanos de los palestinos en Cisjordania. La investigación llevada a cabo por Yesh Din durante varios años y, en particular, su informe “El camino del expolio”, basado en el puesto avanzado de Adei-Ad como microcosmos, ha descubierto que la creación de un puesto avanzado es una fuente constante de incesantes violaciones de los derechos de los palestinos que viven en los pueblos cercanos. Estas violaciones son inherentes a la existencia del puesto avanzado.

Sigue leyendo

[DOCUMENTAL] Los árabes malos del celuloide: Cómo Hollywood vilipendia un pueblo

No son solo los indígenas, africanos o chicanos los que son representados como estereotipos en la industria de propaganda de Estados Unidos conocida como Hollywood. El profesor Jack Shaheen muestra cómo la imagen de los árabes es corrompida y manipulada desde los inicios del cine.

La islamofobia no ha nacido de forma espontánea y está dirigida a todo lo que sea árabe, persa, etc. Occidente se cree una civilización superior y los estereotipos del cine son una forma más de incentivar el odio hacia el Otro.

— Del magnífico blog de Los otros judíos.

Las penalidades de As Sawiya

Fuente: Village in Focus: As Sawiya, Movimiento de Solidaridad Internacional, 25/01/2015

El 24 de enero de 2015, activistas del Movimiento de Solidaridad Internacional (MSI) visitaron As Sawiya, un pueblo palestino situado cerca de Salfit. En el pueblo viven alrededor de 3.500 personas. Siete montes lo rodean y buena parte de sus tierras está ocupada por tres asentamientos israelíes ilegales (Eli, Rechelim y Maale Levona). As Sawiya sufre muchas injusticias bajo la ocupación israelí, siendo objeto de la violencia militar y de los colonos contra sus habitantes, sus tierras, casas y escuelas.

La construcción del asentamiento ilegal de Eli comenzó en 1982. A partir de ese momento, As Sawiya ha sufrido la constante violencia de los colonos y su expansión. Durante la cosecha de la aceituna de 2005, los colonos israelíes atacaron a los palestinos, dejando a tres de ellos heridos. Además, robaron el caballo de un residente. Como consecuencia de esta violencia de los colonos, los palestinos no han podido plantar o cosechar sus cultivos de forma consistente. El ejército israelí ha utilizado esta situación para declarar a muchos campos como “desocupados” y justificar, así, su expropiación para ulteriores ampliaciones del asentamiento. De esta forma, se han confiscado alrededor de 150 hectáreas de tierras, que han ido a parar a los asentamientos israelíes cercanos.

Sigue leyendo

Cien conductores árabes de autobuses de Jerusalén abandonan sus trabajos tras sufrir la violencia de pasajeros judíos

Nir Hasson

Fuente: Fearing Jewish attacks, 100 Arab bus drivers in Jerusalem quit their jobs, Haaretz, 12/12/2014

Cuarenta y siete años después de la unificación de Jerusalén, hay pocas islas de coexistencia árabe-judía en la ciudad. De estas, una de las que más merecen la pena era la cooperativa de autobuses Egged. Aproximadamente la mitad de sus conductores eran palestinos de Jerusalén Este, que dicen que recibían un trato justo, buenos salarios y beneficios, cosas de las que muy pocos palestinos de Jerusalén Este disfrutan.

Pero la ola de violencia que se ha desatado en la ciudad en los últimos meses, y que ha incluido ataques violentos contra conductores árabes, ha empujado a cien de estos conductores —aproximadamente una tercera parte de los conductores árabes de Egged— a dejar su trabajo. Cuarenta han renunciado oficialmente, mientras que otros 60 simplemente no se han presentado en el trabajo. Esto ha causado serios problemas en el transporte público de Jerusalén.

“He trabajado en Egged seis años”, dice Arafat Tahan. “Fue un buen empleo. Pero es mejor ganar menos dinero y no volver a casa dentro de una bolsa” [muerto].

Sigue leyendo

Presentan cargos ridículos contra terroristas nazis judíos

Eli Aminov

Fuente: Light indictments against Jewish terrorists, Alternative Information Center, 21/12/2014

El racismo se ha convertido en parte honorable del consenso israelí. Esto explica las ridículas condenas que la acusación ha solicitado contra unos terroristas judeonazis esta semana.

El fiscal del distrito de Jerusalén presentó el 15 de diciembre los cargos contra tres terroristas racistas del grupo Lehava que, hace varias semanas, irrumpieron en una escuela bilingüe de Jerusalén, amontonaron libros de texto en el suelo, derramaron sobre ellos una sustancia inflamable y les prendieron fuego. Además, realizaron pintadas con frases como “muerte a los árabes” y “Kahane tenía razón”, “no a la convivencia con el cáncer” y “alto a la asimilación”. Los cargos presentados contra los tres, Isaac Gabai y los hermanos Shlomo y Nahma Twito, son incendio, irrupción en un edificio no residencial y daños “superficiales”. Ni crimen de odio, ni acto de terror ni pertenencia a organización terrorista.

Supongamos, por ejemplo, que en Alemania miembros de una organización contraria a los matrimonios mixtos entre comunidades prendieran fuego a una escuela que apoya el pluralismo y la convivencia entre comunidades, y escribieran eslóganes como “muerte a los judíos”, “Hitler tenía razón” y otros contra el matrimonio o las relaciones entre judíos y alemanes. Para seguir con esta alucinante historia, supongamos que el fiscal general calificara a los eslóganes nazis como daños “superficiales”, un tipo de violación menor que generalmente se refiere a pintadas realizadas con sprays. ¿Cree el lector/a que no se organizaría una protesta internacional? ¿Que organizaciones judías de EEUU no pedirían al gobierno que actuara de forma inmediata contra el gobierno alemán? ¿Que el mismo fiscal general se mantendría en su postura? Eso es inimaginable.

Sigue leyendo

Israel intensifica la represión contra los palestinos

Jean Shaoul

Fuente: Israel steps up repression against Palestinians, World Socialist Web Site, 24/11/2014

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu ha lanzado una ofensiva generalizada contra los palestinos. Esto se ha producido después de la matanza en una sinagoga de Jerusalén Occidental, el martes pasado, de cuatro rabinos y un policía, en la que resultaron heridas otras ocho personas, matanza llevada a cabo por dos palestinos de Jerusalén Este que fueron abatidos inmediatamente por la policía.

El ataque tuvo lugar en un contexto de varios meses de empeoramiento de la opresión de los palestinos de Cisjordania, Jerusalén Este e Israel. En el último mes, Israel ha impuesto severas restricciones al acceso a la mezquita de Al Aksa, llegando a impedir en algunas ocasiones a los fieles palestinos la entrada en la misma, en respuesta a los deseos de fanáticos judíos que, junto con políticos ultraderechistas del Partido Hogar Judío que gobierna en coalición con el Likud de Netanyahu, han pedido que se eliminen las normas que prohíben a los judíos rezar en ese lugar. La semana pasada, un palestino conductor de autobús fue encontrado ahorcado en su vehículo después de haber sido golpeado y asesinado por colonos judíos. Según la policía, se trató de un suicidio.

Sigue leyendo

En Israel, solo la sangre judía conmociona a la gente

Gideon Levy

Fuente: In Israel, only Jewish blood shocks anyone, Haaretz, 20/11/2014

Soldados israelíes en el pueblo cisjordano de Awarta, 26 junio 2014. (Foto: AFP)

El martes hubo una masacre en Jerusalén en la que murieron cinco israelíes. El verano hubo una guerra en Gaza en la que murieron 2.200 palestinos, la mayoría de ellos civiles. Una masacre nos escandaliza; una guerra, no tanto. Las masacres tienen culpables; las guerras no. Un asesinato cometido con un hacha es más terrible que uno efectuado con un rifle y mucho más horrendo que el bombardeo de personas indefensas tratando de refugiarse.

El terrorismo es siempre palestino, incluso cuando se mata a cientos de civiles palestinos. El nombre y el rostro de Daniel Tragerman, el chico israelí que murió por el impacto de un mortero durante la operación Margen Protector, se conocieron a lo largo y ancho del mundo; incluso el presidente de EEUU Barack Obama conoció su nombre. ¿Puede alguien dar el nombre de un niño de Gaza de entre los centenares que murieron?

Unas pocas horas después del ataque de Jerusalén, la periodista Emily Amrousi dijo en una conferencia en Eilat que la vida de un solo niño judío era más importante para ella que las vidas de miles de niños palestinos. La reacción de la audiencia fue claramente favorable; creo que incluso hubo algún aplauso.

Sigue leyendo

La ciudad impía

Uri Avnery

Fuente: The Unholy City, MWC News, 21/11/2014

En su larga y accidentada historia, Jerusalén ha sido ocupada por decenas de conquistadores. Babilonios y persas, griegos y romanos, mamelucos y turcos, británicos y jordanos, por mencionar solo algunos.

El último ocupante ha sido Israel, que la conquistó y anexionó en 1967.

(Podría haber escrito “Jerusalén Este”, pero toda la Jerusalén histórica se encuentra en la actual Jerusalén Oriental. Todas las otras partes fueron construidas en los últimos 200 años por colonos sionistas o están rodeando pueblos árabes que fueron arbitrariamente integrados a esta enorme área que ahora se llama Jerusalén después de su ocupación.)

Esta semana, Jerusalén ha estado dominada por la violencia, otra vez. Dos jóvenes de Yabel Mukaber, uno de los pueblos árabes anexionados a Jerusalén, entraron en una sinagoga de la parte occidental de la ciudad durante las oraciones de la mañana y mataron a cuatro fieles judíos, antes de ser ellos mismos abatidos por la policía.

Sigue leyendo

[VÍDEO] Hebrón: prisioneros en sus casas

“Somos más que prisioneros en nuestras casas. Vivimos en una gran cárcel”

Ben Gurion, que llegó a decir en vísperas de la invasión del 48: “una casa destruida no es nada. Destruid un barrio y empezaréis a producir alguna impresión”. Como si de una pesadilla macabra se tratase, Hebrón, y en concreto el barrio de Tel Rumeida, son hoy la reencarnación de este espíritu devastador. Calles vacías, casas abandonadas y fantasmas que deambulan por entre calles desiertas. Aquí se encuentra la histórica calle Shuhada, arteria principal de Hebrón que en un pasado no muy lejano fue el eje principal de uno de los zocos más activos y de mayor vitalidad de toda Palestina. Hoy imperan la decadencia y el abandono.

A partir de la guerra de los Seis Días, Hebrón ha sufrido un sistemático proceso de aislamiento y bloqueo que ha enjaulado la ciudad entre barrotes, rejas, barricadas de alambre de púas, muros y puestos de control. Un implacable castigo colectivo que se trasforma casi en una cadena perpetua.

La historia de Hasán Haze, habitante del barrio de Tel Rumeida, es la misma que la de cualquiera de sus vecinos. Con la única salvedad de que él se atreve a contarla, a pesar de las represalias que esto pueda tener.