VIDEO: Exijamos responsabilidades a esta policía que abusa brutal e impunemente de su poder

No es la primera vez que en este blog insistimos en que esta policía, por sus actuaciones brutales, arrogantes, prepotentes, que representan flagrantes abusos de poder, es incompatible con una democracia merecedora de ese nombre. Sí es compatible con los intereses de los partidos que ocupan el gobierno, en un momento u otro (incluso, en la mayoría de las ocasiones, cuando están en la oposición), pero no lo es con las libertades civiles, la protección de los derechos de los ciudadanos y la defensa del orden público. Porque, como hemos podido ver hasta la saciedad, es la policía la que, generalmente, altera el orden público, pega con saña a manifestantes, les insulta, les amenaza, les desafía de forma chulesca y prepotente y les detiene sin tener que dar cuentas de ello, “por alteraciones del orden público y resistencia a la autoridad”, según reza la mentirosa cantinela empleada una y otra vez.

Los reptiles del fondo mediático del gobierno de turno dirán que la policía ha actuado correctamente, profesionalmente y cosas así. Lo han dicho siempre todos los gobiernos, de derechas y de izquierdas. En el mejor de los casos, dirán que “algún” policía se ha excedido, que en la policía también hay “energúmenos” (como he oído decir yo mismo) y poco más. Pero como se puede ver en este vídeo, no hay casos aislados, no hay energúmenos aislados, no hay algún exceso, sino que TODOS se comportan como energúmenos, empleando la violencia de forma indiscriminada y brutal, de forma sistemáticamente desproporcionada, provocando ellos los desórdenes, abusando de su poder con absoluta impunidad.

No solo hay que ver las imágenes. No hay que perderse los comentarios de los policías, que no tienen desperdicio por su naturaleza chulesca, sus insultos, sus amenazas y una actitud permanente de desafío hacia los ciudadanos.

¡YA ESTÁ BIEN! ¡HAY QUE EXIGIR RESPONSABILIDADES SOBRE LA BASE DOCUMENTAL DE ESTE Y OTROS VÍDEOS! ¡ESTA POLICÍA ES INCOMPATIBLE CON LA DEMOCRACIA Y LAS LIBERTADES! JV

RT / 30/03/2014 — Al menos siete periodistas de diferentes noticieros y editoriales fueron fuertemente agredidos por los antidisturbios durante la manifestación de este sábado en Madrid.

Este sábado, en torno a las 18:00 GMT, la Policía Nacional disolvió la concentración convocada por la Coordinadora 25-S en la plaza de Neptuno. Una decena de personas fueron heridas, entre ellas al menos siete periodistas que trataban de cubrir una manifestación que desde el inicio fue pacífica.

Entre los periodistas golpeados está el de la agencia Ruptly de RT Mario Munera, que estaba filmando la protesta cuando los agentes lo empujaron al suelo y lo golpearon. Tuvo que recibir tratamiento en un hospital por las heridas.

El camarógrafo y colaborador de eldiario.es fue golpeado en un costado, mientras el fotógrafo que cubría la concentración para la agencia AP fue derribado de un golpe por la espalda. El fotoperiodista ‘freelance’ de la agencia italiana Nur Photo recibió algunos porrazos, informa el portal Periodismo Humano.

Bajo el lema ‘Jaque a la monarquía’ los manifestantes salieron a la calle para protestar contra la corona, denunciando que “el actual régimen es ya totalmente incapaz de dar solución alguna a los gravísimos problemas sociales y democráticos” que sufre la sociedad. Este mismo día en Barcelona se celebró la marcha Desobediencia 2014 contra los recortes del Gobierno.

El terrorismo filoetarra de los manifestantes de los escraches

En este vídeo queda patente el carácter nazi, terrorista y filoetarra de los manifestantes de los escraches. También podemos hacernos una idea de la presión asfixiante que sufren los políticos en cuyos domicilios se manifiestan estos neonazis. Y, además, podemos sentir el terror que sufren los  hijos de estos políticos.

Los políticos del PP están mostrándose como lo que son: gente clasista que desprecia a los trabajadores y los pobres, cuyo sufrimiento no cuenta; gente sin moral cívica, sin la menor preocupación por el bienestar de la mayoría de la población y por el bien común, gente solo interesada en sus propios tejemanejes y en los de su misma clase social (banqueros y empresarios), gente que concibe la política como una forma de enriquecimiento, una forma corrupta… No tienen ninguna autoridad moral para condenar los escraches ni ninguna protesta popular y cívica.

Estos caraduras que están levantando la voz contra quienes protestan ante sus casas no consideran que sea un escrache terrorista enviar a la policía a desalojar a la gente pobre de sus casas, gente con niños por cierto. Eso no es terrorismo filoetarra. Bien que lo sabemos. Es terrorismo de estado, por más que lo rebocen de leyes (injustas y corruptas).

Estos políticos indecentes callan y ocultan que fueron miembros de su partido los que iniciaron los escraches en este país, al concentrarse ante la casa de Manuel Vázquez —por entonces secretario general del PSOE de Galicia— en septiembre de 2009, para protestar sobre no sé qué.

Los socialistas, en un segundo plano, tampoco están brillando por su honestidad. Felipe González ha tenido el valor de hacer la siguiente pregunta retórica: “¿Por qué un niño tiene que aguantar presión en la puerta de su casa?”. Enternecedor. ¿Durante cuánto tiempo ha estado su partido insensible a la presión que se ha ejercido sobre niños a los que la policía les ha desahuciado y desalojado de su casa en base a una ley que el mismo PSOE ha respaldado? ¿Cómo se puede ser tan cínico y deshonesto?

Un dirigente socialista, Patxi López para más señas, ha propuesto que se pongan “límites” a los escraches para que no se realicen ante domicilios particulares. ¿Por qué? Porque, es su respuesta, cuando se hace una protesta ante las casas de los políticos se “molesta” a su familia y sus vecinos, que también tienen sus “derechos”.

Argumento espantoso donde los haya. Argumento con el que podríamos cargarnos toda libertad de manifestación, cuyo ejercicio suele acarrear molestias a mucha gente. También podríamos cargarnos, de paso, el derecho de huelga y algunos otros más.

Han tenido que pronunciarse al respecto algunos jueces para dar una lección de derechos democráticos a estos dirigentes socialistas. La libertad de manifestación es un elemento esencial de la democracia liberal y tiene prevalencia sobre otros bienes que también pueden estar protegidos, pero que no tienen ese carácter esencial para la democracia.

Los escraches son absolutamente legítimos y legales. Solo cuando en ellos hay actos violentos pueden restringir las fuerzas de seguridad su libre expresión. Como en otras muchas manifestaciones de protestas. El argumento de Felipe González y de Patxi López es una birria y no puede ser esgrimido para recortar un derecho fundamental. Punto.

Soldados israelíes rocían con spray pimienta a manifestantes palestinos

En los últimos tres años, la ONG israelí B’Tselem ha documentado 18 incidentes en los que manifestantes y fotógrafos informaron del uso de gas pimienta contra manifestantes palestinos pacíficos, al parecer contraviniendo las órdenes de oficiales de la policía. Cinco de estos incidentes fueron capturados en vídeo. En el incidente más reciente, de febrero de 2013, un fotógrafo del proyecto de cámaras de B’Tselem filmaba una manifestación en el pueblo de Nabi Saleh cuando fue rociado en la cara con spray pimienta por un policía de fronteras.

Firmas contra proyecto del PP para anular la libertad de manifestación

Avaaz está recogiendo firmas por internet en contra del proyecto del PP de modificar el artículo 559 del Código Penal que afectaría a la libertad de manifestación.

El borrador plantea penas de prisión para quienes convoquen o difundan por correo electrónico, facebook o twitter acciones de protesta que las autoridades consideren que han dado lugar a desórdenes públicos.

Otra vuelta de tuerca más en contra de los derechos fundamentales de los ciudadanos perpetrada por un gobierno de tintes franquistas. Esta derechona, que estaba agazapada en las instituciones de la democracia, ha sacado el puño para golpear nuestro nivel de vida, nuestro bienestar, nuestros derechos, nuestras libertades. Es un gobierno que ha lanzado a la policía contra los ciudadanos, un gobierno que odia la libertad y busca constantemente el enfrentamiento violento.

Un gobierno, además, ilegítimo, que está gobernando con un programa de recortes que es contrario a las promesas electorales con las que ganó los últimos comicios. Una muestra más de su desprecio por la democracia y las libertades.

Ahora se dispone a criminalizar otro ejercicio de la libertad, la libertad de manifestación. Los detenidos y apaleados del 25-S ya han probado esta medicina. Ahora podemos recibir este tratamiento muchos más.

FIRMA LA PETICIÓN DE AVAAZ:

http://goo.gl/xTsHH