Israel solo es refugio para judíos

David Sheen

Fuente: Israel’s abuse of African refugees exposes Zionism’s xenophobia, Middle East Monitor, 20/04/2015

Si bien la mayor parte de la animosidad del gobierno está reservada para los nativos palestinos, en los últimos años un grupo de nuevos inmigrantes se ha encontrado con niveles crecientes de hostilidad. Aunque ninguna inmigración está exenta de problemas, este grupo de inmigrantes ha sido objeto de persecución política y ataques de odio como ningún otro. A fin de cuentas no son judíos…

Los tres cambios más importantes en la población de Palestina —y después también de Israel— en los 133 últimos años ocurrieron a finales de los 40 del siglo pasado, principios de los 50 y en la última década del siglo XX. En el primer caso, al recién declarado estado de Israel expulsó a cientos de miles de árabes palestinos y no permitió que volvieran a sus hogares tras el armisticio. En el segundo y el tercero de los casos, el gobierno israelí facilitó la inmigración de alrededor de un millón de judíos de todo el mundo.

Estos tres procesos demográficos históricos de la población de Palestina-Israel acrecentó la proporción de judíos con respecto a los gentiles en el país. A pesar de esto, en los territorios controlados por Israel (los que están bajo soberanía israelí, los territorios ocupados y la sitiada Gaza) los no judíos siguen superando a los judíos: aquellos representan el 51 por ciento frente al 49 por ciento de los últimos. Seguir leyendo

Leyes racistas antiárabes esperan su aprobación en el parlamento israelí

Hicham Munawar

Fuente: A new set of racist anti-Arab laws is before the Knesset, Middle East Monitor, 8/04/2015

Como continuación de la tendencia general del gobierno israelí hacia la derecha, el parlamento (Knesset) ha introducido una nueva ronda de leyes que afectarán a los ciudadanos palestinos, conocidos como “árabes israelíes”. La coalición de parlamentarios palestinos está trabajando duramente para frustrar estas nuevas leyes racistas.

La intención que se esconde detrás de estas leyes es someter todavía más a los palestinos que viven dentro de Israel. Se dice que algunos de esos proyectos de ley son los que la derecha quiso que se aprobaran antes de las recientes elecciones. Sin embargo, la coalición árabe es ahora el tercer grupo parlamentario más grande del Knesset, razón por la cual hay cierto optimismo sobre la posibilidad de bloquear esas leyes.

La más peligrosa de estas leyes es la que definiría a Israel como “estado judío”. Benjamín Netanyahu intentó sacarla adelante en la anterior legislatura, pero fracasó. Se encontró con una gran resistencia de la entonces ministra de justicia Tzipi Livni. Si se aprobara, la ley estipularía que Israel es el estado del pueblo judío, de los judíos de todo el mundo, y los derechos de ciudadanía serían exclusivamente de los judíos. Además, el hebreo sería la única lengua oficial del estado y el árabe ya no sería la segunda lengua. Este cambio haría, por ejemplo, que fuera innecesario que los documentos oficiales y las señales de tráfico estuvieran en hebreo y árabe. Seguir leyendo

La solución de ‘un estado’ en Palestina

Alí Anuzla

Fuente: Palestine’s one-state solution, Middle East Monitor, 26/03/2015

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu prometió a sus electores que no permitiría el establecimiento de un estado palestino si ganaba las elecciones. Las ganó y al hacerlo, puso el último clavo en el ataúd del proceso de paz y enterró la opción de dos estados, que era la finalidad de las fracasadas negociaciones.

La declaración de Netanyahu no sorprendió, porque las negociaciones entre palestinos e israelíes han fracasado y solo un golpe de gracia podría sacarlas de su estancamiento. En realidad, todo sugiere que las negociaciones se agotaron hace años y quedaron condenadas al fracaso desde el momento en que Israel consiguió lo que quería con ellas.  El objetivo último en el que estaban interesados los israelíes era el reconocimiento palestino de su estado y el fin de lo que creían que eran etiquetas discriminatorias para referirse al movimiento sionista en las resoluciones de la ONU. Desde que lograron este objetivo, dejaron de preocuparse por el futuro de las conversaciones, a pesar de que la paz supuestamente deseada por ambas partes y el propósito original de las negociaciones hace más de 20 años sean tan esquivos como siempre.

Hasta la fecha, las conversaciones han sido poco más que intentos de Israel para paralizar el proceso y conseguir más tiempo para presentar a los palestinos el hecho consumado de la expansión de los asentamientos, la consolidación de sus nuevas fronteras, el aislamiento de los palestinos en guetos aislados en Gaza y Cisjordania y la acentuación del carácter judío del estado de Israel.

Seguir leyendo

Occidente castigó a Palestina cuando votó por Hamas, pero apoya a Israel cuando vota por el ‘apartheid’

Ghada Ageel

Fuente: The West punished Palestine when it voted freely, but endorses Israel’s vote for occupation, Middle East Eye, 23/03/2015

Empleados electorales cuentan los votos en Deir al Hatab, un pueblo de Cisjordania, el 20 de octubre de 2012, en unas elecciones municipales. (Foto: AFP)

 

Las elecciones de 2006 fueron una increíble demostración de la democracia palestina en su belleza multicolor. Un pueblo bajo ocupación expresó su determinación de resistir al intento de Israel de obligarles a rendirse a través de sus proyectos colonizadores, sus estrategias expansionistas y su racismo. Y ese pueblo ha mantenido su palabra. A pesar de la ocupación y el control de sus tierras, sus vidas y sus destinos, sigue sin rendirse.

Las elecciones fueron importantes porque no debían nada a la presión de EEUU y a sus esfuerzos selectivos para promocionar, únicamente, aquellas democracias que se adaptan a sus intereses. Irónicamente, las elecciones también fueron una desagradable sorpresa para la Unión Europea. Había gastado millones de euros en el proyecto de paz ilusoria y había amenazado con cortar la ayuda a los palestinos si el resultado no era concorde con ese proyecto. Al contrario, las elecciones fueron fueron un impresionante testimonio del hecho de que la sociedad civil palestina era más vibrante que nunca y que podía ser movilizada como una fuerza política organizada. También probó que la política palestina tiene su propia dinámica, la cual tiene poco que ver con las presiones, los sobornos y los chantajes del exterior, pero mucho que ver con las demandas políticas, sociales y económicas de la gente ordinaria que vive en una situación atroz. Aunque los palestinos eran más pobres, más vulnerables, menos seguros y más machacados por el “proceso de paz”, rechazaron todas las presiones y reafirmaron su demanda de libertad.

En respuesta, han tenido que sufrir las drásticas consecuencias que siguieron.

Seguir leyendo

Israel y la ‘amenaza demográfica’ palestina

Yusef Munayer

Fuente: What It Feels Like to Be a ‘Demographic Threat’ to Israel, The Nation, 20/03/2015

Una mujer árabe israelí se dispone a votar en las elecciones israelíes de marzo de 2015. (Foto: Ammar Awad / Reuters)

 

Soy una amenaza demográfica.

Soy una amenaza demográfica. Soy hijo, nieto y padre de amenazas demográficas. Y soy el esposo de otra amenaza demográfica. Soy ciudadano palestino de Israel y este es el lenguaje que el estado de Israel, sus líderes y sus elites han establecido en su discurso para referirse a mí y a millones de otros seres humanos.

Y una vez que has sido definido como una amenaza, ¿qué otra cosa habría que hacer sino atacar esa amenaza, marginarla, contenerla o eliminarla?

Es una bocanada de aire fresco ver que muchos están horrorizados ante la retórica que Benjamín Netanyahu ha utilizado el mismo día de las elecciones israelíes. Para movilizar a los votantes de extrema derecha, advirtió que “el gobierno de la derecha está en peligro” porque “los votantes árabes están acudiendo en masa a las urnas”. Algunos lo han comparado con la “estrategia sureña” en EEUU, cuando el Partido Republicano apeló al racismo existente entre los sureños blancos a finales de los 60 para alejarlos del Partido Demócrata, que se había pronunciado en favor de los derechos civiles.

Seguir leyendo

Base de datos de leyes discriminatorias israelíes

En marzo de 2013, Adalah lanzó la “Base de datos de leyes discriminatorias”, un recurso en línea que recopila más de 50 leyes israelíes promulgadas desde 1948 que discriminan, directa o indirectamente, a los ciudadanos palestinos de Israel en todas las áreas de la vida, como los derechos a la participación política, el acceso a la tierra, la educación, los presupuestos del estado y los procedimientos penales. Algunas leyes también violan los derechos de los palestinos que viven en los territorios palestinos ocupados en 1967 y los de los refugiados.

La base de datos, publicada en árabe, hebreo e inglés, incluye los textos y las descripciones de las leyes en vigor y selecciones de los proyectos de ley pendientes más peligrosos. Cada una de las leyes incluida en la base de datos va acompañada de documentos y publicaciones de Adalah, tales como textos con la postura de la asociación, cartas legales, decisiones judiciales, notas de prensa y otros análisis.

Los gobiernos israelíes promulgan regularmente leyes que excluyen, ignoran y discriminan a la minoría árabe palestina. Desde la creación del estado, Israel se ha apoyado en estas leyes para justificar su trato discriminatorio de los ciudadanos árabes y permitir que se mantengan las desigualdades de estatus y trato entre los ciudadanos judíos y los árabes.

Seguir leyendo

¿Por qué llama Netanyahu a los judíos europeos para que emigren a Israel?

Yvonne Ridley

Fuente: Netanyahu’s call for a European exodus masks Zionist failure, Middle East Monitor, 17/02/2015

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu (izquierda) llama a los judíos europeos para que emigren a Israel, pero el presidente francés François Hollande (derecha) está en desacuerdo.

Los sionistas tienen un objetivo principal: conseguir que los judíos huyan de sus países natales y se trasladen a Israel. Es un objetivo que persiguen con tanta dedicación como el peor de los antisemitismos, que también quiere ver una Europa sin judíos. En este sentido, sionismo y antisemitismo son las dos caras de una misma moneda.

Así, pues, pocas horas después de la última atrocidad acaecida en Dinamarca, el primer ministro de Israel Benjamín Netanyahu utilizó el atentado asesino como una excusa para instar a todos los judíos a abandonar Europa y emigrar al estado sionista. Sin perder esta nueva oportunidad política en plena campaña electoral, se apresuró a avivar los temores del antisemitismo y a crear un falso clima de pánico en todo el continente.

Lamentablemente, Europa está padeciendo una serie de campañas de odio contra las minorías, en las que los judíos son solo uno de tantos objetivos, aunque los ataques contra ellos ocupen los principales titulares de los medios.

Seguir leyendo

[DOCUMENTAL] Los árabes malos del celuloide: Cómo Hollywood vilipendia un pueblo

No son solo los indígenas, africanos o chicanos los que son representados como estereotipos en la industria de propaganda de Estados Unidos conocida como Hollywood. El profesor Jack Shaheen muestra cómo la imagen de los árabes es corrompida y manipulada desde los inicios del cine.

La islamofobia no ha nacido de forma espontánea y está dirigida a todo lo que sea árabe, persa, etc. Occidente se cree una civilización superior y los estereotipos del cine son una forma más de incentivar el odio hacia el Otro.

— Del magnífico blog de Los otros judíos.

Israel no es una democracia

Asa Winstanley

Fuente: Israel is not a democracy, Middle East Monitor, 13/02/2015

Según la persistente propaganda israelí, Israel es la “única democracia de Oriente Medio”. Los líderes políticos occidentales, sobre todo los de EEUU y Reino Unido, también hacen de vez en cuando este tipo de declaraciones como parte de su justificación para tener relaciones con Israel. Hacen estas afirmaciones mientras, al mismo tiempo, apoyan o crean directamente regímenes brutales de ocupación y tiranía por todo el mundo (como el creado en Irak por EEUU y Reino Unido, o la teocrática tiranía saudí).

Como activistas y críticos, hemos señalado desde hace mucho tiempo que Israel es una etnocracia, es decir, un estado dominado por un grupo étnico particular que es definido, en la ley y la práctica israelíes, como el “pueblo judío”.

(En realidad, como ha argumentado de forma convincente el historiador israelí Shlomo Sand en su libro La invención del pueblo judío, no existe tal cosa como un “pueblo judío” homogéneo y unificado. Al contrario, existen muchas diferentes culturales e identidades judías, que van desde las ashkenazíes de Europa oriental a las judías de Irak, Yemen y Etiopía. Como demuestra Sand, no existe una cultura secular unificada que mantenga unidos a estos pueblos diferentes.)

Seguir leyendo

[DOCUMENTAL] Desplazamiento silencioso: La limpieza étnica de Jerusalén

Este documental muestra los problemas de los palestinos de Jerusalén para conservar sus casas y su derecho a vivir en la ciudad. La ley, israelí por supuesto, no es igual para todos, no es igual para los judíos y para los palestinos. Estos últimos no tienen los mismos derechos que los primeros. Esta es la esencia del apartheid. Con ello, Israel busca limpiar Jerusalén Este de palestinos y extender la supremacía judía.