La solución de ‘un estado’ en Palestina

Alí Anuzla

Fuente: Palestine’s one-state solution, Middle East Monitor, 26/03/2015

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu prometió a sus electores que no permitiría el establecimiento de un estado palestino si ganaba las elecciones. Las ganó y al hacerlo, puso el último clavo en el ataúd del proceso de paz y enterró la opción de dos estados, que era la finalidad de las fracasadas negociaciones.

La declaración de Netanyahu no sorprendió, porque las negociaciones entre palestinos e israelíes han fracasado y solo un golpe de gracia podría sacarlas de su estancamiento. En realidad, todo sugiere que las negociaciones se agotaron hace años y quedaron condenadas al fracaso desde el momento en que Israel consiguió lo que quería con ellas.  El objetivo último en el que estaban interesados los israelíes era el reconocimiento palestino de su estado y el fin de lo que creían que eran etiquetas discriminatorias para referirse al movimiento sionista en las resoluciones de la ONU. Desde que lograron este objetivo, dejaron de preocuparse por el futuro de las conversaciones, a pesar de que la paz supuestamente deseada por ambas partes y el propósito original de las negociaciones hace más de 20 años sean tan esquivos como siempre.

Hasta la fecha, las conversaciones han sido poco más que intentos de Israel para paralizar el proceso y conseguir más tiempo para presentar a los palestinos el hecho consumado de la expansión de los asentamientos, la consolidación de sus nuevas fronteras, el aislamiento de los palestinos en guetos aislados en Gaza y Cisjordania y la acentuación del carácter judío del estado de Israel.

Sigue leyendo

Carta de Albert Einstein y otros intelectuales judíos advirtiendo del peligro del sionismo fascista en Israel

Por su valor como documento histórico, he creído interesante publicar esta carta de Albert Einstein y otros intelectuales judíos al The New York Times. Me veo obligado a aclarar, no obstante, que adolece de algunos defectos, comprensibles por otro lado dada la fecha en que está escrita. Parece lógico extraer del contenido de la carta que los firmantes creyeron que la masacre de Deir Yasin fue un hecho aislado. Pero no lo fue. Fue el más conocido, pero no el único, ni mucho menos. Fue, tal vez, la masacre más masiva, pero hubo otras. También parecieron ignorar los firmantes que las víctimas de las masacres y del terror fueron, en esos años, los palestinos, los árabes, los nativos. En ese momento, los grupos terroristas judíos ya no atacaban a los británicos ni, mucho menos, a los judíos. De hecho, como ha argumentado convincentemente el historiador israelí Ilan Pappe, la expulsión y huída de 750.000 palestinos de sus hogares y pueblos fue una operación de limpieza étnica planificada. Por último, los denominados por los firmantes “logros constructivos” en Palestina, por obra de los judíos inmigrantes, como la reclamación de tierras y la construcción de asentamientos fueron, también, parte del proyecto sionista de colonización y limpieza étnica de Palestina para convertirla en un estado judío, un estado racista. No fue un mero fenómeno de inocente inmigración.  JV

 

Carta al editor

The New York Times

Al editor del The New York Times:

Entre los fenómenos políticos más inquietantes de nuestra época está la emergencia en el recién creado estado de Israel del Partido Libertad (Tnuat Haherut), un partido político muy parecido en su organización, métodos, filosofía política y perfil social a los partidos nazis y fascistas. Se ha formado a partir de los militantes y seguidores del Irgun Zvai Leumi, una organización terrorista, derechista y chovinista de Palestina.

La actual visita de Menajem Begin, líder de este partido, a Estados Unidos persigue, evidentemente, dar la impresión de que EEUU apoya a este partido en las próximas elecciones israelíes y, asimismo, fortalecer los lazos políticos con los elementos sionistas conservadores de Estados Unidos. Varias celebridades estadounidenses han prestado sus nombres para dar la bienvenida a esta visita. Es inconcebible que quienes se oponen al fascismo en todo el mundo, si estuvieran bien informados sobre el historial político y las perspectivas del Sr. Begin, incluyan sus nombres y apoyen al movimiento que representa.

Sigue leyendo

Israel y la ‘amenaza demográfica’ palestina

Yusef Munayer

Fuente: What It Feels Like to Be a ‘Demographic Threat’ to Israel, The Nation, 20/03/2015

Una mujer árabe israelí se dispone a votar en las elecciones israelíes de marzo de 2015. (Foto: Ammar Awad / Reuters)

 

Soy una amenaza demográfica.

Soy una amenaza demográfica. Soy hijo, nieto y padre de amenazas demográficas. Y soy el esposo de otra amenaza demográfica. Soy ciudadano palestino de Israel y este es el lenguaje que el estado de Israel, sus líderes y sus elites han establecido en su discurso para referirse a mí y a millones de otros seres humanos.

Y una vez que has sido definido como una amenaza, ¿qué otra cosa habría que hacer sino atacar esa amenaza, marginarla, contenerla o eliminarla?

Es una bocanada de aire fresco ver que muchos están horrorizados ante la retórica que Benjamín Netanyahu ha utilizado el mismo día de las elecciones israelíes. Para movilizar a los votantes de extrema derecha, advirtió que “el gobierno de la derecha está en peligro” porque “los votantes árabes están acudiendo en masa a las urnas”. Algunos lo han comparado con la “estrategia sureña” en EEUU, cuando el Partido Republicano apeló al racismo existente entre los sureños blancos a finales de los 60 para alejarlos del Partido Demócrata, que se había pronunciado en favor de los derechos civiles.

Sigue leyendo

¿Por qué llama Netanyahu a los judíos europeos para que emigren a Israel?

Yvonne Ridley

Fuente: Netanyahu’s call for a European exodus masks Zionist failure, Middle East Monitor, 17/02/2015

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu (izquierda) llama a los judíos europeos para que emigren a Israel, pero el presidente francés François Hollande (derecha) está en desacuerdo.

Los sionistas tienen un objetivo principal: conseguir que los judíos huyan de sus países natales y se trasladen a Israel. Es un objetivo que persiguen con tanta dedicación como el peor de los antisemitismos, que también quiere ver una Europa sin judíos. En este sentido, sionismo y antisemitismo son las dos caras de una misma moneda.

Así, pues, pocas horas después de la última atrocidad acaecida en Dinamarca, el primer ministro de Israel Benjamín Netanyahu utilizó el atentado asesino como una excusa para instar a todos los judíos a abandonar Europa y emigrar al estado sionista. Sin perder esta nueva oportunidad política en plena campaña electoral, se apresuró a avivar los temores del antisemitismo y a crear un falso clima de pánico en todo el continente.

Lamentablemente, Europa está padeciendo una serie de campañas de odio contra las minorías, en las que los judíos son solo uno de tantos objetivos, aunque los ataques contra ellos ocupen los principales titulares de los medios.

Sigue leyendo

Arqueología e ideología en Palestina/Israel

Uri Avnery

Fuente: The Connection Between Archaeology and Ideology in the Middle East, CounterPunch, 2-4/01/2015

En primer lugar, permítanme agradecerles la invitación para hablar en esta importante conferencia. No soy profesor ni doctor. En realidad, el más importante título académico que he logrado en mi vida ha sido el de séptimo grado en la enseñanza primaria.

Pero, como muchos miembros de mi generación, desde mis primeros años de juventud me interesé profundamente por la arqueología. Voy a tratar de explicar por qué.

Cuando se preguntan por mi relación con la arqueología, algunos de ustedes piensan en Moisés Dayan.

Tras la guerra de junio de 1967, Dayan se convirtió en un ídolo nacional, incluso internacional. Era conocido, también, por su obsesión por la arqueología. Mi revista, Haolam Hazeh, investigó sus actividades y encontró que eran muy destructivas. Empezó a excavar solo y recogió artefactos por todo el país. Puesto que el principal objetivo de la arqueología no es simplemente descubrir artefactos, sino también datarlos y, de esa forma, alcanzar una imagen de la historia del sitio, las excavaciones incontroladas de Dayan causaron auténticos estragos. El hecho de que empleara recursos del ejército solo empeoró las cosas.

Sigue leyendo

Dos voces comprometidas con Palestina: Entrevista con Teresa Aranguren y Sandra Barrilaro [VÍDEO]

Teresa Aranguren, una periodista vasca, natural de Arceniega (Álava), que no necesita presentación dado su dilatado currículum, y Sandra Barrilaro, también vasca, natural de Bilbao, fotógrafa, son entrevistadas, tras su viaje a Palestina, en julio de 2014, en plena operación genocida israelí en la Franja de Gaza.

Estas dos mujeres están trabajando en un proyecto que consiste en la publicación de fotografías sobre Palestina y la vida en Palestina anteriores al inicio de la ocupación sionista en 1948. Su objetivo es claramente político: demostrar la falsedad de aquel lema sionista con el que se pretendía justificar su ocupación: “Una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra”. Una mentira que caló profundamente en muchos ambientes judíos europeos. Con las fotografías, estas dos mujeres comprometidas con la verdad y con la lucha del pueblo palestino pretenden demostrar que había vida en Palestina antes de que británicos y sionistas llevaran la muerte, la limpieza étnica y la destrucción a aquella tierra con pueblo.

La entrevista ha sido reeditada por TunSol

El movimiento del Monte del Templo es un fraude

Larry Derfner

Fuente: The fraud that is the Temple Mount movement, +972 Magazine, 31/10/2014

Fieles musulmanes palestinos rezan en la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén, el primer día de la Festividad del Sacrificio (Eid al Adha). 4 de octubre de 2014. (Foto: Activestills.org)

Hace diez años, entrevisté al parlamentario del Likud Moisés Feiglin en su oficina del asentamiento cisjordano de Karnei Shomron. En una de las paredes podía verse una fotografía aérea de la Explanada de las Mezquitas, o Monte del Templo, pero en ella no estaba ni la mezquita de Al Aksa ni la Cúpula de la Roca. En su lugar podía verse un templo judío. He oído que esta fotografía y otras similares son best sellers en Jerusalén.

Feiglin estuvo en la conferencia del miércoles celebrada en el Centro Histórico y Cultural Menajem Begin, donde el activista partidario del Monte del Templo Yehuda Glick fue atacado y gravemente herido por un palestino. También estuvo presente Yehuda Etzion, que fue encarcelado a comienzos de los 80 por dirigir un complot, en las filas de una organización terrorista judía, con el fin de volar la Cúpula de la Roca. Feiglin no fue el único parlamentario antiárabe del Likud presente en la reunión; Miri Regev y otros también asistieron al acto. La conferencia se titulaba “Israel vuelve al Monte del Templo”.

Tras el intento de asesinato de Yehuda Glick, se ha dicho —y se ha comentado con más simpatía de lo habitual, aquí y aquí— que él y sus colegas habían estado promoviendo un movimiento por los “derechos civiles” de los judíos, cuyo objetivo es, simplemente, que los judíos tengan los mismos derechos que los musulmanes para rezar en el Monte del Templo, que los musulmanes veneran como el Noble Santuario (Haram al Sharif, en árabe). Escuché al ministro israelí de la vivienda, Uri Ariel, hablando airadamente en la radio sobre la injusticia del status quo impuesto por Israel en la Explanada de las Mezquitas (que permite a los judíos visitarla con permiso de la policía, pero les prohíbe rezar, para no provocar los temores de los musulmanes acerca de una eventual apropiación judía del lugar y cumplir con las normas rabínicas). El locutor de la radio no sabía qué hacer para desafiarlo. Sin duda, Ariel convenció a muchos oyentes de que él y otros activistas defensores del Monte del Templo son como Martin Luther King.

Sigue leyendo

La solución israelí

Hasan Afif el Hasan

Fuente: The Israeli Solution , The Palestine Chronicle, 18/10/2014

El sionismo es incompatible con la paz. (Foto: Tamar Fleishman / PC)

He tratado de explorar los planes a largo plazo de la elite gobernante de Israel respecto a los palestinos. Pero puesto que ningún gobierno israelí ha revelado públicamente su visión a largo plazo más allá del mantenimiento del status quo, he decidido examinar sus pensamientos a través de uno de sus representantes, Caroline Glick.

He leído su libro The Israeli Solution, que ha sido recientemente publicado. Caroline Glick es una israelí de derechas y una firme defensora de las políticas del primer ministro Benjamín Netanyahu. Es una periodista nacida en EEUU, subdirectora del Jerusalem Post y escribe en el diario israelí Makor Rishon. En su libro trata muchos temas que reflejan las ideas de la derecha sionista sobre Palestina y propone un plan de un estado en Palestina.

Glick sostiene que la solución de dos estados no es aceptable, ya que no satisface los objetivos de los sionistas. Escribe: “Los derechos del pueblo judío a la soberanía sobre Judea y Samaria [Cisjordania] —como sus derechos sobre el resto de la Tierra de Israel— son indiscutibles desde una perspectiva histórica y política”. Pide la creación de un estado con mayoría étnica-religiosa judía que incluya Judea y Samaria, además de Jerusalén, pero no la Franja de Gaza, y rechaza, además, el derecho al retorno de los refugiados.

Sigue leyendo

¿Guerra y paz? Palestina para ‘dummies’ [DOCUMENTAL]

El documental describe las causas fundamentales subyacentes del genocidio israelí contra los palestinos, mostrando cómo el sionismo es el principal obstáculo en el camino de una paz duradera en Palestina.

Voces autorizadas, expertos y estudiosos del tema conforman, con sus opiniones, una reflexión colectiva acerca del conflicto: no habrá paz mientras exista la ocupación y el proyecto racista y expansionista del sionismo siga su marcha. Tampoco habrá paz si se enfoca el conflicto como una lucha interminable entre dos aspiraciones contradictorias. El conflicto es entre un poder ocupante y un pueblo ocupado, entre opresores y oprimidos y, por tanto, la paz duradera solo puede venir después de la conquista de la libertad, que es libertad para todos.