Cronología del horror en el campo de refugiados palestinos de Yarmuk, Damasco

Nota del editor: La Fundación Yafra para el Socorro y el Desarrollo Juvenil trabaja en el campo de refugiados de Yarmuk, en Damasco, que constituye la comunidad palestina más numerosa de Siria. La información que sigue a continuación fue recogida por Yafra mediante entrevistas con personas de la organización que fueron testigos en primera persona de lo que ha sucedido en Yarmuk y no ha sido confirmada  de forma independiente.

Funeral de dos palestinos muertos en el campo de refugiados de Yarmuk, Damasco, en abril de 2015. (Foto: Fundación Yafra para el Socorro y el Desarrollo Juvenil)

 

1 de abril, 9:00 am

Grupos armados pertenecientes al Estado Islámico de Irak y Siria (EI) lanzaron un ataque contra el campo de refugiados de Yarmuk, penetrando en el mismo por el barrio de Hayar al Asuad. En coordinación con Yabat al Nusra, el EI se apoderó de gran parte de los barrios meridionales del campo hacia las 2:00 pm. Para controlar el sector conquistado, colocaron francotiradores en los edificios más altos.

A Aknaf Beit al Makdis, la mayor milicia armada palestina organizada dentro del campo, el asalto le cogió por sorpresa, pero pronto inició la resistencia al avance de las fuerzas del EI.

Muchos civiles se unieron voluntariamente a la lucha para defender el campo del ataque del EI. Hacia las 6:00 pm, Aknaf Beit al Makdis recuperó más del 70 por ciento de las áreas capturadas por el EI a primeras horas del día. En las últimas horas del día, el EI controlaba el Hospital Palestina y secuestró a cinco voluntarios que habían sido heridos. El paradero de estos cinco voluntarios sigue siendo desconocido. Desde entonces, el hospital ha permanecido cerrado. Los choques continuaron hasta las 2:00 am.

Aknaf Beit al Makdis, junto con los voluntarios (en total, unos 500 combatientes), esperaron que llegaran refuerzos de otros grupos armados de la oposición. Estos combatientes vinieron de Babilla y Beit Sahem. Intentaron entrar en Yarmuk después de las 6:00 pm desde la Plaza Palestina, en el este del campo, pero se lo impidieron efectivos de Nusra, que habían establecido artillería pesada en la plaza para impedir, precisamente, la entrada. Este fue el momento en que Nusra se sumó a los enfrentamientos. Entonces, la gente se dio cuenta de que Nusra había permitido la entrada del EI en el campo, dándoles acceso a los sectores que ellos habían controlado anteriormente. Ahora, los dos grupos unieron sus fuerzas contra Aknaf Beit al Makdis y los combatientes voluntarios palestinos. Estos siguieron luchando durante toda la noche, matando e hiriendo a decenas de militantes del EI.

2 de abril

Aknaf Beit al Makdis, con el apoyo de civiles palestinos que se unieron al combate contra el EI, llegaron a recuperar el 80 por ciento de las áreas capturadas por el EI el día anterior. Pero el EI volvió a entrar al campo, esta vez desde el este. De nuevo coordinados con Nusra, pudieron controlar más del 60 por ciento del campo. Aknaf Beit al Makdis reunió a todos sus combatientes en el noreste del campo para defender allí sus posiciones.

En ese momento, el EI empezó a entrar en las oficinas de todas las organizaciones locales de Yarmuk. Entraron en la oficina central de Yafra, situada en la calle Al Madares, rompiendo una de las paredes. En ese momento, se encontraban en el interior tres voluntarios de la organización, que fueron apresados durante dos horas y, finalmente, puestos en libertad. El EI destruyó la oficina y todos los documentos que allí había.

3 de abril

Desde entonces, se produjeron fuertes enfrentamientos. El EI decapitó a dos jóvenes combatientes palestinos. Al menos dos civiles murieron por los bombardeos y muchos más cayeron en las calles, no pudiendo ser socorridos debido al intenso fuego de los francotiradores de la zona. Dos mujeres jóvenes fueron secuestradas por el EI en la calle Al Madares y su paradero es desconocido. Yamal Jalefe, activista de la información de 27 años, murió en el curso de un intenso bombardeo. El EI arrestó al menos a 50 civiles palestinos en el barrio de Al Aruba y un número desconocido en Al Madares, entre ellos muchas mujeres y ancianos. El EI ejecutó a siete jóvenes palestinos en la calle Yarmuk.

No hay cifras definitivas sobre las personas que murieron o fueron heridas, pero hasta ahora se han confirmado que murieron 15 personas y alrededor de 60 se encuentran en situación crítica.

Pero se cree que hay muchos más heridos y algunos de ellos en situación crítica. Los hospitales Basilea y Palestina no pueden proporcionar servicios, ya que los dos carecen de suministros médicos y están actualmente ocupados por efectivos del EI. En estos momentos, no hay hospitales o instalaciones médicas en funcionamiento que puedan dar servicios a la población civil dentro del campo.

A partir del mediodía del 3 de abril, el EI y Nusra controlaban la mayor parte de las áreas que el día anterior había recuperado Aknaf Beit al Makdis. Otros grupos armados de la oposición siguieron combatiendo en el sur y el este del campo de Yarmuk con el fin de apoyar a Aknaf Beit al Makdis, pero no han podido entrar en Yarmuk a causa de los enfrentamientos con el EI y Nusra.

Las fuerzas del régimen siguen bombardeando intensamente y lanzando cohetes en muchas áreas del campo de Yarmuk, pues saben que el EI está intentando controlar todo el sur de Damasco.

Los civiles de Yarmuk han soportado un asedio que ya dura casi dos años sin agua, alimentos y atención médica. Puesto que los dos hospitales están cerrados, los civiles están pidiendo ayuda a la Cruz Roja Internacional y a otras organizaciones internacionales para que envíen suministros médicos y poder, así, atender a los heridos. Muchos civiles heridos precisan una evacuación urgente para recibir tratamiento médico.

La población civil de Yarmuk ha dependido totalmente de los servicios de transporte por carretera para conseguir agua, proporcionada por las ONGs locales. No han podido recibir agua durante los tres últimos días. La distribución de alimentos, que estaba prevista para el 1 de abril, no pudo llevarse a cabo. Sencillamente, no hay rutas seguras para introducir alimentos en el campo. Todos los mercados están cerrados. Desde que el EI entró en el campo, todos los civiles se han visto incapaces de obtener los recursos para satisfacer sus necesidades básicas. Muchos permanecen en sus casas, pues si huyen se arriesgan a ser secuestrados, arrestados o asesinados.

Todas las escuelas de Yarmuk están cerradas.

Hasta este momento, solo hay una muerte confirmada entre los voluntarios de Yafra. Mayed al Omari era el coordinador de los servicios de equipo dentro de Yarmuk. Fue asesinado el 3 de abril por fuerzas del EI, por disparos de un francotirador cerca de su casa.

La Fundación Yafra ha suspendido todos los trabajos en el interior del campo de Yarmuk y ha pedido a las otras organizaciones locales que hagan lo mismo. Nusra ha compartido con el EI listas de activistas civiles que trabajan en los medios de comunicación, organizaciones humanitarias y otros grupos. Hay informaciones que sugieren que Nusra ha secuestrado a voluntarios de otras organizaciones dentro del campo.

Yafra ha puesto en práctica un plan de seguridad para reunir a pequeños grupos de voluntarias en lugares seguros. En la actualidad, el resto de los voluntarios de Yafra están a salvo. Yafra sigue trabajando para garantizar la seguridad de sus voluntarios.

4 de abril

Esta mañana, cientos de desplazados internos del campo de Yarmuk han corrido serios peligros al trasladarse a lugares más seguros en Damasco y Yelda. El equipo de Yafra está preparando un refugio para desplazados internos en Damasco y está organizando, también, el envío de cestas de alimentos, kits de higiene y primeros auxilios a Yelda y Beit Sahem.

Los enfrentamientos y los encarnizados bombardeos aleatorios se han intensificado esta mañana. El equipo de Yafra ha trabajado para introducir cestas de alimentos y primeros auxilios en el sector sur de Damasco, incluyendo el campo de Yarmuk. El acceso al campo es extremadamente limitado.

Mientras duren los enfrentamientos, Yafra seguirá informando desde el interior del campo de Yarmuk.

“#Yarmouk Will Not Fall” (Yarmuk no caerá) es el último mensaje que hemos recibido de nuestro equipo y de los civiles atrapados en el campo de Yarmuk.

Fuente: Yarmouk-based NGO chronicles week of ISIS attacks on the Palestinian refugee camp in Syria – Mondoweiss


La Fundación Yafra para el Socorro y el Desarrollo Juvenil es una ONG siria con oficinas en el campo de refugiados palestinos de Yarmuk. Trabaja para aliviar el sufrimiento humano en casos de emergencia, crisis y situaciones desastrosas, así como para mejorar las condiciones de vida en los campo de refugiados de Siria, mediante la participación de los jóvenes en el proceso de desarrollo.

Traducción: Javier Villate (@bouleusis)