Israel controla más del 85 por ciento de la Palestina histórica

Desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo, el pueblo palestino celebra hoy, como todos los años, el Día de la Tierra y se manifestará contra la confiscación de más de 21.000 dunams (2.100 hectáreas) de tierra. Este día se viene conmemorando desde 1976, cuando las fuerzas israelíes asesinaron a seis manifestantes palestinos ese mismo día.

Con motivo del Día de la Tierra, la Oficina Central de Estadísticas Palestina ha publicado unos datos que muestran que la ocupación israelí controla ya más del 85 por ciento de la Palestina histórica.

8ec65-capturadepantalla2014-07-16ala28s2908-54-06.jpg

Judaización sistemática de Jerusalén

Las autoridades israelíes de ocupación derriban casas palestinas e imponen obstáculos y restricciones a los palestinos para construir nuevas viviendas y otras estructuras. Según el Instituto Al Maqdisi, entre 2000 y 2013, las autoridades israelíes demolieron 1.230 edificios en Jerusalén Este (las áreas anexionadas por Israel en 1967). Esto ha causado el desplazamiento de 5.419 personas, incluyendo 2.832 niños y 1.423 mujeres.

Las pérdidas ocasionadas a los palestinos por la demolición de sus propiedades en Jerusalén se han estimado en alrededor de 3,5 millones de dólares. (Esto no incluye las cuantiosas multas impuestas por la construcción sin autorización.) Los datos indican un incremento en los casos en los que los residentes tienen que demoler sus propias casas: 320 personas han sido obligadas a demoler sus propias casas desde 2000.

El mayor número de autodemoliciones forzosas se registró en 2010, con 70 demoliciones, frente a las 49 de 2009.

Los datos muestran que el área total de viviendas residenciales demolidas en Jerusalén durante 2013 aumentó en comparación con 2012. Un área total de 6.196 metros cuadrados se vio afectada por las demoliciones en 2013, mientras que el área de establecimientos no residenciales demolidos alcanzó los 1.150 metros cuadrados.

Los datos de las organizaciones israelíes de derechos humanos señalan que, desde 1967, se han demolido más de 25.000 casas palestinas.

La mitad de los colonos israelíes vive en la provincia de Jerusalén

A finales de 2013, había en Cisjordania 482 sitios israelíes habitados (incluyendo asentamientos, puestos de avanzada y bases militares). Los datos indican que el número total de colonos en Cisjordania era de 563.546 a finales de 2012: de ellos, 277.501 residen en la provincia de Jerusalén y representan el 49,2 por ciento de todos los colonos que ocupan Cisjordania (203.176 de ellos viven en las áreas de Jerusalén anexionadas por Israel en 1967). En términos demográficos, los colonos israelíes representan alrededor del 17 por ciento de la población total de Cisjordania, mientras que constituyen el 40,8 por ciento de los habitantes de la provincia de Jerusalén.


Los colonos israelíes utilizan 50 millones de metros cúbicos de agua robada a los palestinos para cultivar la tierra confiscada por la ocupación israelí.

Según las estadísticas israelíes, la superficie total cultivada en los asentamientos israelíes de Cisjordania en 2012 fue de 86 kilómetros cuadrados. La mayor parte de la tierra es irrigada con 50 millones de metros cúbicos de agua robada a los palestinos por año.

Las zonas de regadío cultivadas por los palestinos rondan los 78 kilómetros cuadrados y consumen alrededor de 30 millones de metros cúbicos de agua al año, límite impuesto por las autoridades israelíes.

Las áreas cultivadas y el agua consumida por los colonos proporcionaría a los palestinos de Cisjordania 100.000 puestos de trabajo si estuvieran bajo su control. Esto incrementaría el PIB y la participación de la agricultura en la economía. También reduciría la tasa de desempleo. Además, una gran cantidad de tierras agrícolas está localizada en las áreas fronterizas del este de la Franja de Gaza, pero no pueden ser cultivadas por los palestinos debido a las restricciones impuestas por los israelíes.

Palestina tiene 27.000 kilómetros cuadrados, pero Israel ocupa más del 85 por ciento del país, mientras que los palestinos representan el 48 por ciento de la población total y viven en menos del 15 por ciento del territorio. Por tanto, un palestino tiene acceso a menos de una quinta parte del área total controlada por los israelíes.


Las autoridades israelíes de ocupación aprueban la construcción de más de 2.000 nuevas viviendas al mes.

En 2013, fueron expropiadas a los palestinos más de 8.000 dunams (800 hectáreas) de tierras y más de 15.000 árboles frutales fueron destruidos, causando daños considerables al medio ambiente palestino. Las autoridades israelíes de ocupación aprobaron, al mismo tiempo, la construcción de más de 23.000 viviendas, casi todas concentradas en los asentamientos de la provincia de Jerusalén, según el informe anual publicado por el Departamento de Relaciones Internacionales de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina).

Israel está saqueando los recursos naturales de Cisjordania

El derecho internacional prohíbe a Israel explotar los recursos naturales de los territorios ocupados, pero el estado judío sigue haciéndolo de forma imperturbable y trata a los recursos palestinos como si fueran suyos. Israel se ha hecho cargo de la gestión de los lugares turísticos del valle del Jordán, como las cuevas de Salomón, el manantial de Al Fachja y el área protegida de Wadi al Kilt.

Israel explota las playas palestinas del Mar Muerto e impide a los palestinos desarrollar infraestructuras turísticas en esta región. Para ello, vierte en estas áreas las aguas residuales y los residuos sólidos de los asentamientos y las zonas industriales israelíes, tal y como ha documentado el israelí Centro de Información y Derechos Humanos en los Territorios Ocupados B’Tselem.

Las autoridades de la ocupación israelí han comenzado a perforar y explorar en busca de petróleo y gas natural en Cisjordania para privar a los palestinos de estos recursos.

Fuente: The occupation authorities have started to drill and explore for oil and natural gas in the West Bank to deprive Palestinians of these resources, Palestine News Network, 30/03/2015

Traducción: Javier Villate (@bouleusis)