Base de datos de leyes discriminatorias israelíes

En marzo de 2013, Adalah lanzó la “Base de datos de leyes discriminatorias”, un recurso en línea que recopila más de 50 leyes israelíes promulgadas desde 1948 que discriminan, directa o indirectamente, a los ciudadanos palestinos de Israel en todas las áreas de la vida, como los derechos a la participación política, el acceso a la tierra, la educación, los presupuestos del estado y los procedimientos penales. Algunas leyes también violan los derechos de los palestinos que viven en los territorios palestinos ocupados en 1967 y los de los refugiados.

La base de datos, publicada en árabe, hebreo e inglés, incluye los textos y las descripciones de las leyes en vigor y selecciones de los proyectos de ley pendientes más peligrosos. Cada una de las leyes incluida en la base de datos va acompañada de documentos y publicaciones de Adalah, tales como textos con la postura de la asociación, cartas legales, decisiones judiciales, notas de prensa y otros análisis.

Los gobiernos israelíes promulgan regularmente leyes que excluyen, ignoran y discriminan a la minoría árabe palestina. Desde la creación del estado, Israel se ha apoyado en estas leyes para justificar su trato discriminatorio de los ciudadanos árabes y permitir que se mantengan las desigualdades de estatus y trato entre los ciudadanos judíos y los árabes.

En febrero de 2009, las elecciones parlamentarias llevaron al poder al gobierno más derechista de la historia de Israel. El parlamento elegido en enero de 2013 siguió el mismo camino derechista. Estos dos gobiernos fueron dirigidos por Benjamín Netanyahu, del partido Likud, con el apoyo de partidos de la extrema derecha, como Israel Beitenu (Israel, Nuestro Hogar), liderado por Avigdor Lieberman, y HaBayit HaYehudi (La Casa Judía), liderado por Naftali Bennett. En las dos legislaturas, los miembros del parlamento introdujeron una avalancha de leyes discriminatorias.

Estas nuevas leyes y proyectos de ley buscan, entre otras cosas, desposeer y excluir a los ciudadanos árabes de sus tierras; convertir su estatus de ciudadanos, sus derechos como ciudadanos, en un privilegio condicionado; restringir las posibilidades de los ciudadanos árabes de Israel y de sus representantes parlamentarios para participar en la vida política del país; criminalizar la expresión y los actos políticos que cuestionen la naturaleza judía y sionista del estado, y privilegiar a los ciudadanos judíos en la asignación de los recursos del estado.

Fuente: The Discriminatory Laws Database – Adalah

Traducción: Javier Villate (@bouleusis)