El Cuarteto chantajea a Hamas con la reconstrucción de Gaza

El destacado dirigente de Hamas Musa Abu Marzuk reveló ayer que el enviado del Cuarteto, Tony Blair, está intentando chantajear a Hamas a cambio de la reconstrucción de la Franja de Gaza.

En su página de Facebook, Abu Marzuk reveló las cinco condiciones que el Cuarteto ha impuesto a Hamas para proceder con la reconstrucción de lo que las fuerzas de ocupación israelíes destruyeron durante la guerra de 51 días el verano pasado en Gaza.

Musa Abu Marzuk

Abu Marzuk dice lo siguiente: “Una vez más y en nombre de la comunidad internacional, Tony Blair está explotando la tragedia creada por las fuerzas de ocupación israelíes, la destrucción de casas y la existencia de personas sin hogar”.

Expresando su preocupación por las personas afectadas, Abu Marzuk añade:

Las casas destruidas de los palestinos de Gaza se han convertido en lugares sagrados para Blair y sus compinches. Blair dice que no habrá reconstrucción a menos que se cumplan estas cinco condiciones:

  • aceptar la reconciliación palestina;
  • aceptar el programa político basado en un estado palestino con las fronteras de 1967;
  • reiterar que Hamas es una organización palestina con objetivos exclusivamente palestinos y que no forma parte de ningún movimiento islamista con objetivos regionales;
  • adoptar la solución de dos estados como solución final, y no provisional, para el conflicto palestino-israelí;
  • enviar un mensaje tranquilizador a Egipto en el sentido de que Gaza no es  un refugio para los terroristas del Sinaí y mantener conversaciones con el gobierno egipcio para detener el terrorismo en el Sinaí.

Estas son las condiciones de la comunidad internacional y del Cuarteto que Hamas debe aceptar si quiere que se reconstruya Gaza y mejore su nivel de vida.

Más adelante, Abu Marzuk dice que “estas condiciones no deben ser tratadas con el enemigo sionista; ni una sola de estas condiciones ha sido impuesta por Israel”.

Abu Marzuk refuta estas condiciones una por una. Sobre la reconciliación, dice que ya se alcanzó. “No sé qué más se está exigiendo a Hamas, que aceptó un gobierno de tecnócratas”.

Sobre un estado palestino con las fronteras de 1967, dice: “El problema no está en el lado palestino, sino en el otro. Blair debería hablar de ello con Israel. Debería preguntarle si acepta un estado palestino con las fronteras de 1967, con Jerusalén como su capital y si acepta desmantelar los asentamientos”.

En cuanto a los objetivos de Hamas, insiste en que el movimiento islamista es un grupo palestino con objetivos palestinos y que no forma parte de ningún movimiento islamista regional. “Sabemos que está pensando en los Hermanos Musulmanes”, señala.

“Esto es utilizado como un pretexto —insiste Abu Marzuk—. Hamas es un movimiento palestino y su historia muestra que no ha desarrollado ninguna actividad fuera de los territorios palestinos. Incluso cuando sus líderes fueron atacados fuera de Palestina, no respondió en los mismos lugares”.

Mientras tanto, el dirigente palestino reitera la importancia de que Hamas tenga relaciones con cualquiera que le ofrezca ayuda. “No tenemos ningún interés en mantener relaciones hostiles con nadie, esté donde esté y sean cuales sean las diferencias ideológicas que tengamos”.

Sobre la solución de dos estados, Abu Marzuk escribe: “Blair sabe que cualquier acuerdo opresivo no puede durar mucho tiempo. Cualquier acuerdo impuesto por las actuales potencias no podrá seguir con vida cuando estas potencias cambien”.

Por último, respecto a Egipto, explica la siguiente: “Egipto no es meramente un país vecino. A los palestinos nos interesa su estabilidad y unidad. Tratamos con seriedad y responsabilidad con cualquiera que perjudique a Egipto. Gaza no será un caldo de cultivo para el terrorismo”.

Termina diciendo que las relaciones de Hamas con Egipto no es de la incumbencia de Blair.

Fuente: Quartet links rebuilding Gaza with ceding Palestinian rights, Middle East Monitor, 18/02/2015