Israel transforma tierras palestinas en campos de minas

El 2 de enero, unos activistas palestinos descubrieron en Jirbet Twael varios tipos de explosivos. Este descubrimiento fue hecho cuando estaban plantando olivos en terrenos propiedad de muchas familias de los pueblos de Acraba y Jirbet Twael. De esta forma, esperan defender las tierras de la confiscación por parte del Fondo Nacional Judío en el marco de la campaña “StopJNF”.

El año pasado, Jirbet Twael sufrió ocho incursiones de las fuerzas militares de ocupación israelíes que realizaron varias demoliciones. Entre otras estructuras, los israelíes demolieron la mezquita, la red eléctrica y las tuberías del agua. La última semana de diciembre de 2014, el ejército israelí anunció que todo el área de Jirbet Twael era zona de uso militar, régimen en el que ha permanecido durante una semana.

En este tiempo, los habitantes de Jirbet Twael se vieron atrapados en medio de un campo de batalla artificial, con tanques moviéndose por sus calles y campos, intensos tiroteos nocturnos y abundante uso de municiones de diversos tipos.

Los habitantes de Jirbet Twael se preocuparon por el hecho de que sus terrenos pudieran estar llenos de artefactos explosivos y municiones que no estallaron, después de esa semana de guerra virtual.

Cuando los agricultores entraron en sus tierras, descubrieron cables metálicos. En seguida se dieron cuenta de que dichos cables estaban conectados a dispositivos que identificaron como detonadores M60 y M81. Estos dispositivos estaban colocados cada 300 metros a lo largo de una línea de tres o cuatro kilómetros, enlazados entre sí y conectados con unos tubos.

Tras algunas investigaciones, otros residentes contaron que había visto explotar a algunos de esos tubos. Pero siguen sin saber realmente qué tipo de explosivos tienen en sus campos. Algunos sugirieron que los tubos servían para hacer “túneles” y que el ejército israelí había probado nuevos métodos contra el pueblo de Gaza en sus campos.

Los detonadores M81 son fabricados por MAST Technology, de Kansas. Puede que haya otras compañías que produzcan artefactos similares.

Los activistas también descubrieron bombas de mortero sin explotar dispersas por la zona. Dijeron que parecían bombas de mortero SOLTAM de 81 milímetros de Elbit Systems. Además, encontraron otros dispositivos militares o partes de ellos que no pudieron identificar.

Algunas partes del mencionado sistema de explosivos y tubos entrelazados han sido retiradas, pero otras, así como las bombas de mortero y los dispositivos no identificados, siguen en los campos.

Yamal Yuma, coordinador de la campaña “Stop the Wall”, ha dicho:

El hecho de que el ejército israelí utilice a su antojo los campos palestinos para probar sus explosivos y realizar otras pruebas y maniobras militares, transformándolos ‘de facto’ en campos de minas es algo inaceptable. No es de recibo que Israel utilice minas antipersona ni siembre nuestros campos con todo tipo de explosivos. Esto es una herramienta más de expulsión y limpieza étnica contra nuestro pueblo y es una parte integral del sistema de ‘apartheid’, colonialismo y ocupación. Quien da un paso fuera de los límites que Israel impone a nuestros movimientos, está arriesgando literalmente su vida.

A pesar de que existe un consenso internacional sobre la prohibición de las minas terrestres, no es de extrañar que el estado delincuente de Israel se niegue a firmar el tratado sobre prohibición de minas terrestres.

Fuente: Israel transforms Palestinian lands into de facto mine fields, Stop the Wall, 14/01/2015

Traducción: Javier Villate (@bouleusis)