Destruir Al Aqsa

Ramzy Barud

Fuente: Sealing the Fate of al-Aqsa, CounterPunch, 6/11/2014

Explanada de las Mezquitas de Jerusalén Este.

La decisión de Israel de cerrar la mezquita de Al Aqsa el 30 de octubre no solo es una flagrante violación de los derechos religiosos de los palestinos musulmanes.

De hecho, los derechos de los musulmanes y los cristianos palestinos han sido violados de forma rutinaria bajo la ocupación israelí durante décadas, sobre todo en Jerusalén y, más recientemente, en Gaza. Durante la guerra de 51 días contra la Franja de Gaza, los israelíes destruyeron 73 mezquitas y otras 205 fueron parcialmente destruidas, según un informe del gobierno palestino.

El Noble Santuario, localizado en le Ciudad Vieja de Jerusalén, es conocido como Haram al Sharif en árabe y es el lugar donde se encuentran la mezquita de Al Aqsa y la Cúpula de la Roca. Es más que un lugar religioso para la sociedad palestina, ya que representa una fuerza y un símbolo nacional unificador. Así, no sorprende que haya sido el objetivo de numerosos ataques israelíes, incluyendo intentos de quemarla y excavaciones en su subsuelo en busca del cumplimiento de la profecía bíblica.

En respuesta, “defender Al Aqsa” ha sido un grito de guerra inquebrantable de los palestinos durante años. Varios levantamientos palestinos comenzaron como una reacción a los planes políticos o militares de Israel de cambiar el status quo de la mezquita. La intifada de Al Aqsa de 2000 fue uno de esos levantamientos. Duró casi cinco años, en el transcurso de los cuales miles de palestinos y centenares de israelíes murieron en los enfrentamientos que siguieron a la provocadora visita del difunto líder sionista Ariel Sharon.

Hay que recordar ese contexto para comprender la actual y preocupante situación de, y en torno a, Jerusalén. La guerra contra la mezquita, que es algo crucial en la religiosidad de cientos de millones de musulmanes de todo el mundo, no es simplemente obra de unos pocos judíos extremistas. Es parte integrante de un programa del gobierno israelí que ha ido cristalizando en los últimos años y meses. El mes que viene, por ejemplo, el parlamento israelí votará una moción que propone dividir la mezquita de Al Aqsa.

Uno de los principales defensores de esa partición, al menos de términos de un primer paso hacia la completa apropiación del lugar, es la organización Fieles del Monte del Templo, dirigida por Yehuda Glick.

Fundada por Gershon Salomon, la organización Fieles del Monte del Templo está dedicada, según dice su sitio web, a “la idea de consagrar el Monte del Templo al Nombre de Dios, eliminar los santuarios musulmanes que están allí como símbolos de la conquista islámica, la reconstrucción del Tercer Templo en el Monte del Templo y la redención divina del Pueblo y la Tierra de Israel”.

Esta concepción mesiánica no es del todo ajena al discurso del gobierno de Benjamín Netanyahu. Su lógica en defensa de los asentamientos ilegales de Jerusalén Este es la siguiente: “Los franceses construyen en París, los ingleses construyen en Londres y los israelíes construimos en Jerusalén. ¿Por qué hay que decir a los judíos que no vivan en Jerusalén?”.

En realidad, no parece que haya demasiada contradicción entre la idea de organizaciones como Fieles del Monte del Templo, la actitud política de Tel Aviv o los muchos pasos emprendidos para eliminar las propiedades palestinas, demoler casas y extender los asentamientos judíos.

Yehuda Glick, un “activista” estadounidense-israelí bien financiado, cuya obsesión con la destrucción de Al Aqsa no conoce límites y que ha frecuentado la mezquita, a lo largo de los años, con provocadoras visitas protegidas por la policía de Israel, ha sido el rostro visible de los designios israelíes para la mezquita de Al Aqsa.

El miércoles 29 de octubre, un palestino le disparó y le hirió supuestamente cuando salía de una conferencia en Jerusalén, cuyo tema fue la construcción del Monte del Templo sobre las ruinas de Al Aqsa. Su presunto atacante, Moataz Hiyazi, fue abatido por la policía. Su hermana dijo a Al Yazira que su hermano fue brutalmente golpeado, luego le llevaron a la azotea de un edificio cercano y allí le mataron.

La decisión de cerrar la mezquita se tomó después del incidente. Algunos medios de comunicación extranjeros e israelíes ven a Glick —que ha sido una destacada personalidad para muchos jerosolimitanos palestinos durante años— como una víctima de la violencia palestina. Él “formó parte de un movimiento cada vez más popular entre los judíos religiosos que exigen más derechos para rezar en la Explanada de las Mezquitas”, según ABC News.

Pero Glick quería más. La misión de su grupo era limpiar Jerusalén Este de palestinos. Sus acciones así lo atestiguan.

El atentado contra Glick recuerda un episodio similar de la sangrienta historia de la región, uno que tuvo terribles consecuencias. El 25 de febrero de 1994, el judío extremista Baruch Goldstein, nacido en EEUU, irrumpió en la mezquita Ibrahimi de Hebrón y abrió fuego. El objetivo era matar al máximo número de personas y eso fue lo que hizo, matando a 30 personas e hiriendo a más de 120.

Los soldados israelíes presentes en las proximidades de la mezquita Ibrahimi no solo permitieron que Goldstein entrara a la mezquita, armado con un rifle Galil y otras armas, sino que dispararon contra los fieles que trataban de huir del lugar. Los soldados israelíes mataron a otras 24 personas e hirieron a otras.

Goldstein era miembro de la Liga de Defensa Judía, un partido racista de extremistas judíos fundado por Meir Kahane. Los Fieles del Monte del Templo, como otros grupos extremistas, consideraron a Goldstein como un héroe. Glick y Goldstein eran de origen estadounidense y vivían en un asentamiento ilegal de Hebrón.

Si bien los asesinatos en masa de Goldstein fueron condenados por muchos, incluyendo muchos israelíes, es un hecho que los extremistas judíos que están poblando mayoritariamente los asentamientos ilegales de Cisjordania y Jerusalén forman parte de un plan más amplio del gobierno de Tel Aviv, cuyo objetivo es la limpieza étnica de palestinos.

Mientras las excavadoras israelíes trabajan en tierra palestina durante el día, arrasando montones de tierras y destruyendo olivares para despejar el suelo en el que se construirán más asentamientos, maquinaria pesada excava debajo de la Ciudad Vieja de Jerusalén por la noche. Los israelíes están buscando pruebas de que allí estuvieron unos antiguos templos judíos, supuestamente destruidos en 586 a.C. y 70 d.C.

Para cumplir la “profecía”, los judíos extremistas creen que debe construirse un tercer templo. Pero existe el inconveniente de que en ese mismo sitio se encuentra uno de los lugares más sagrados del Islam: el Noble Santuario o Explanada de las Mezquitas. Ha sido un lugar de culto exclusivamente islámico durante los últimos 1.300 años.

La combinación de políticos derechistas aliados con fanáticos religiosos está definiendo ahora la actitud israelí hacia los palestinos, especialmente en Jerusalén. Piensan en anexionarse Al Aqsa, de la misma forma que el gobierno israelí está trabajando para anexionarse permanentemente grandes extensiones de Cisjordania.

De hecho, en febrero pasado, el parlamento israelí eligió el XX aniversario de la masacre de Goldstein en Hebrón para iniciar un debate sobre el estatus de la Explanada de las Mezquitas. Derechistas muy influyentes quieren que el gobierno imponga su “soberanía” sobre el lugar musulmán, que es administrado por Jordania en virtud del tratado de paz jordano-israelí de 1994. El parlamentario israelí Moisés Feiglin es quien está promoviendo la anexión, pero no está solo.

Feiglin es miembro del Likud de Netanyahu y tiene importantes apoyos dentro del partido, el gobierno y el parlamento. Entre sus partidarios tenemos a Yehuda Glick.


Ramzy Barud es historiador, doctorado por la universidad de Exeter. Es editor jefe de Middle East Eye. Escribe en varias publicaciones y es autor y fundador de PalestineChronicle.com. Su último libro es My Father Was a Freedom Fighter: Gaza’s Untold Story (Pluto Press, Londres).

Traducción: Javier Villate (@bouleusis)

10 thoughts on “Destruir Al Aqsa

  1. Querido, nunca te olvides que cuando jerusalem estuvo en manos de los árabes, construyeron la mesquita encima del lugar más sagrado para el judaísmo, donde estuvo el gran templo. Como si fuese una cosa menor. Llevaron los tractores y listo.
    Al volver a manos israelíes, NADIE osó jamás en desmantelar o destruir la mezquita que construyeron en ese lugar, a pesar de ser una provocqación y una ofensa deliberada.
    Esa es la diferencia entre árabes y judíos.

    1. Intentaré no olvidarlo. ¿Y qué pasaría si resultara que los judíos construyeron los supuestos templos (te recuerdo que no está demostrado y que todas las excavaciones que han realizado no han encontrado NI UNA SOLA PRUEBA de que ahí hubiera esos dos templos) encima de alguna otra construcción valiosa para, por ejemplo, los cananeos? Todo esto es absurdo.
      Si concedes que lo que se dice en el artículo que comentas es cierto (algo corroborado por otros muchos artículos sobre el tema), convendrás que hay intenciones y planes para destruir Al Aqsa y “reconstruir” el Monte del Templo.
      Por último, no es posible reducir a este hecho único las diferencias entre árabes y judíos. Te sugiero otros hechos: Margen Protector (más de 2.000 palestinos asesinados por unos 60 israelíes), Plomo Fundido (más o menos lo mismo), 1967 (alrededor de 300.000 palestinos expulsados de sus hogares), 1948 (750.000 palestinos expulsados de sus hogares), por mencionar solo unos pocos acontecimientos.
      Que tengas un buen día.

      1. los judios rezaban en los muros que rodeaban lo que alguna vez fue el templo. Cuando jerusalem queda en manos árabes, lo primero que hacen es contruir un barrio encima de todo lo que hoy es el muro de lso lamentos. Incluso hoy persisten muchas de esas casas que el estado de israel NO destruyó, que tienen al muro de los lamentos como “cuarta pared” de sus casas. Yo lo he visitado y visto con mis ojos. Sin embargo Israel dejó ese barrio con su gente. ¿Te parece que respetaron de igual manera los lugares sagrados? Sqabés que contruyeron un cementerio por donde dicen las escrituras que tiene que venir el mesias? Israel a cambio lo que hizo fue respetar esa mezquita que ni siquiera sus propios ciudadanos pueden visitar.
        Nadie tiene planes de destruir nada en jerusalem. No hay una soladiscusión acerca de eso. Yo vivo acá y escucho de lo que se habla. No hubo un solo candidato por mas radical que sea, que haya dicho semejante cosa.
        Idiotas con micrófono puede ser que haya, pero nadie con acceso a poder o real influencia en la opinión publica.
        No, claro que no reduzco el conflicto a eso. Solo te muestro en este tema puntual que comentás, la diferencia sustancial que hay en la postura y actitud de respeto hacia la otra parte.

  2. Estimado/a Josi, tú has podido rezar en el muro de las lamentaciones, pero tú no has visto ningún rastro de los templos, a pesar de que llevan excavando bajo Al Aqsa desde hace años. NO HAN ENCONTRADO NADA. No hay más discusión sobre esto: no hay ninguna prueba de que tales templos hayan existido.

    Decir que nadie tiene planes para destruir nada en Jerusalén es alucinante. Las autoridades israelíes han demolido centenares de casas palestinas. Esto sí es un hecho probado.

    En el artículo que comentas se dice que en el sitio web de Fieles del Monte del Templo (http://www.templemount.org/) se propone “eliminar” los santuarios musulmanes. Esta asociación es importante, no son unos marginados con un micrófono. Tampoco lo es Moisés Feiglin, parlamentario del Likud, el partido más importante de la coalición de gobierno, el partido de Netanyahu. Este señor tiene una foto de la Explanada de las Mezquitas en su oficina, pero en ella no está la mezquita de Al Aksa ni la Cùpula de la Roca. En su lugar, hay un templo judío (https://disenso.wordpress.com/2014/11/04/el-movimiento-del-monte-del-templo-es-un-fraude/).

    Sobre el respeto de unos hacia los otros, bueno, no lo puedo abordar aquí con cuatro palabras. Tengo pocas dudas de que no vives en el mundo real. Recientemente, se han publicado estudios sobre la opinión pública israelí. Todos concuerdan en la existencia de un racismo galopante, algo admitido, ojo al parche, por la ministra de asuntos exteriores Tzipi Livni y por el presidente de Israel, Reuven Rivlin. Si tanto respeto existe hacia los palestinos, ¿cómo es que no tienen ningún derecho humano, repito ningún derecho humano, en los territorios ocupados? Seamos serios.

    1. Creo que querés abarcar todo el conflicto palestino en un comentario y eso no e puede. Por eso (y no por ser menos importantes) ignoré los numeros que escribiste en tu primer comentario sobre los conflictos del pasado.
      Se habla de destruir la mezquita. Cuando quieras, hablamos de otra cosa.
      Las pruebas que “exigis” sobre la existencia del templo, no se desde que lugar te erigís para exigirlas. Pero ya que estás ahí podés exigir las pruebas de que ahí mahoma subió al cielo. No hay ninguna necesidad de pruebas cuando cientos de años los judíos rezaron en las murallas de lo que alguna vez fue el templo. Las murallas las viste? te las muestro? Te muestro lo que hicieron lso árabes con las murallas?
      Yo no dije que no destruyan casa en jerusalem. Yo no dije que no haya racismo. No estamos discutiendo eso en este post. Un tema a la vez.
      Respecto del poster que pueda tener ese señor en ese depacho… bueno, me sonrío. Encontraste a uno que tiene una visión radical. Ahora te desafío a que encuentres en todos los territorios palestinos algún mapa en el que figure Israel como país.
      Fijate qué lejos estan de hablar de paz, cuando ni siquiera reconocen a la otra parte como país.
      Estamos taaaan lejos de la paz, y lso palestinos creen que estan en la posición correcta, esperando que Israel desaparezca para vivir en paz. Es tan triste ver que hace 60 años que podrían tener su país y se empecinan en obstaculizarse a sí mismos para no tenerlo nunca. Porque siempre es mas facil tener al enemigo afuera, que lavar la propia ropa sucia de casa.

      saludos

      1. No sabía que debo estar “erigido” en algún altar o parlamento para exigir pruebas. Vaya mentalidad la tuya. Todo el que tenga respeto por los hechos, debe exigir pruebas de afirmaciones que se hacen sobre la existencia de tal o cual ente material, como lo es un templo. De lo contrario, cualquiera podría decir cualquier sandez. Y ya puestos, sí, también exijo pruebas de que Mahoma subió a los cielos y de que Jesucristo resucitó. Así somos las personas críticas y respetuosas con los hechos.

        Decir que no hacen falta pruebas de que existieron unos templos por el mero hecho de que hay unas personas que rezan en unas murallas es, perdóname, una barbaridad. Por cierto, los judíos pueden llevar “cientos de años” rezando, pero no precisamente en el muro de las lamentaciones, sino en Alemania, EEUU, Argentina, Francia, etc.

        Cierto, no dijiste que no han destruido casas en Jerusalén, dijiste que “nadie tiene planes para destruir nada en Jerusalén”. NADIE y NADA. No sé desde qué lugar te erigís para afirmar algo tan rotundamente falso. Supongo que tú y yo entendemos por NADA, NADA, ni templos, ni casas, ni mezquitas (¿las incendiadas en varias ciudades de Cisjordania por los respetuosos judíos?).

        Hablando de fotos. ¿Te muestro las fotos de lo que hacen AHORA los judíos que visitan la mezquita de Al Aksa? Vandalismo.

        Me desafías a que encuentre en los territorios palestinos algún mapa de Israel… Te desafío a que encuentres un mapa del ministerio israelí de turismo en el que aparezcan los territorios ocupados palestinos. ¡No existen! ¡Todo es Israel! ¡Oh, qué respetuosos!

        Me dices que los palestinos no reconocen a Israel como país. Vaya: Arafat reconoce el derecho a la existencia de Israel | Edición impresa | EL PAÍS. ¿Sabes de qué fecha es esta noticia? Del 15 de diciembre de 1988. Te exijo honestidad intelectual. No es serio decir eso (que es falso) y pasarte por la entrepierna el hecho de que Israel SIGUE SIN RECONOCER EL DERECHO DE LOS PALESTINOS A UN ESTADO EN SU PROPIA PATRIA. Si sigues por este camino, no discutiré contigo.

      2. Bueno, aquí me despído porque cuando se cae en la semantica, es que las ideas flaquean.

        Sí, Arafat y la OLP reconocieron el estado de Israel. Ambos desaparecieron. Fatah y Hamás, ninguna de las organizaciones y ningun líder palestino reconoce el estado de israel

        En todos TODOS los mapas de israel ,tanto en el colegio como demás lugares como el mismisimo Waze, los territorios en disputa no aparecen como territorio israeli. Informate.

        En cambio Israel sigue entregando en forma constante, y en contra de todos los consejos de la gente, los territorios en disputa a lso palestinos a cambio de nada. A cambio de que desde allí les disparen más cohetes en vex de empezar a construir un pais.

        Lo dicho: cuando de verdad quieran un país, de verdad lo quieran, sabrán lo que tienen que hacer. Mientras tanto sigan haciendo túneles con la plata destinada a construir un país.

        Hasta luego…

  3. Tus mensajes están plagados de errores (tal vez mentiras, no sé si hay intención o simplemente se trata de ignorancia) y de afirmaciones gratuitas que no están respaldadas con pruebas.

    En este último, añades otros nuevos. La OLP, querido amigo, sigue existiendo, no ha desaparecido. Errores de este tipo demuestran la pésima información que tienes y las creencias erróneas que tienes. El reconocimiento de Israel se ha dado, mientras que gente como tú lo niega y cuando se demuestra su error, se salen por la tangente, como ahora. El caso es no reconocer los errores.

    Más aún, como se puede ver en una entrevista con el líder de Hamas Jalid Mishal, incluso Hamas ha aceptado ‘de facto’ la existencia de Israel al aceptar la solución de “dos estados”, algo que, sin embargo, no hace hoy el gobierno israelí, el Likud por delante. No aceptan la solución de dos estados. No aceptan un estado palestino. Lo han dicho por activa y por pasiva. Pero de esto nada dices.

    Sobre los mapas de Israel, una vez más, quien está mal informado eres tú. Lo que pasa es que tanta mala información una tras otra da que pensar. Parece que hay cierta inclinación a ignorar ciertos hechos y a deformar otros. Vete a la web del ministerio de turismo de Israel e infórmate tú, porque yo ya lo estoy. Entre los itinerarios recomendados por “Israel”, se habla del valle del Jordán y de lugares del Mar Muerto que están en Cisjordania. Ahí están las pruebas, a la vista de todos. Y ahora, a modo de despedida, amigo mío ignorante, te muestro el mapa oficial de Israel del ministerio de turismo: http://www.goisrael.es/Tourism_Spa/Tourist%20Information/Discover%20Israel/Documents/MapOfIsrael1.pdf. Es vergonzoso, incluye hasta la Franja de Gaza y, por supuesto, Cisjordania enterita. Para que gente como tú pueda salirse por la tangente dibuja con colorines los “bantustanes” de Cisjordania, que son las áreas A y B de los acuerdos de Oslo. Pero con colorines o sin ellos, están incluidas en el mapa de “Israel”. Desde luego, el área C de Cisjordania, ni se menciona. Es considerada directamente, sin más matices, “Israel”. ¡Este es el mapa oficial! ¡Tú eres el que tienes que informarte o el que miente (cuando te refieres a tus estudios colegiales)!

    Es mal asunto discutir conmigo sobre hechos, porque cuando afirmo algo, siempre estoy en condiciones de aportar pruebas que confirman lo que digo. En mis debates son proisraelíes y sionistas, siempre me ha sucedido lo mismo; hacéis afirmaciones sin aportar pruebas, utilizáis argumentos religiosos que no vienen a cuento (la religión no es algo compartido necesariamente; en mi caso, de hecho, no lo es), mientras todo el mundo ve que Israel atiza el fuego, hace guerras, comete genocidios… habláis de que quiere la paz y demás barbaridades por el estilo en contradicción con los hechos.

    No te molestes en contestar. No publicaré tu respuesta. Solo discuto, te lo he dicho, con una condición: que exista honestidad intelectual. No es tu caso.

      1. He decidido publicar tu comentario porque es muy ilustrativo, un buen ejemplo de tus posturas, que se pueden resumir en dos características: opiniones mal fundamentadas y errores de bulto sobrenlos hechos.

        Calificas mi decisión de no publicar más comentarios tuyos como “censura”, haciendo un uso inapropiado de este concepto. Este blog no es un propiedad pública, sino privada; es mío. Lo que me faltaba es que tú (o cualquier otra persona) me obligara a publicar lo que no quiero publicar. Eso se puede exigir a un medio de propiedad pública, pero no, querido Josi, a un medio de propiedad privada. Si vas, por ejemplo, al New York Times o a una televisión privada con la pretensión de que publiquen un comentario tuyo, te mandarán a paseo con todas las de la ley. Y nadie tendrá la osadía de hablar de censura. En el caso de DISENSO, yo decido qué se publica y doy autorización o no (a eso se le llama moderación) a cada uno de los comentarios, según mis criterios, desde luego, no según los tuyos o los de cualquier otra persona. Si quieres que tus comentarios, ideas, informaciones sean conocidas, lo tienes muy fácil: publícalas en tu web. Por tanto, hablar de censura en DISENSO es completamente ridículo y es ignorar lo que es censura y el significado de este concepto.

        En segundo lugar, tu comentario demuestra tus errores de bulto sobre los hechos, la alegría y frivolidad con que hablas de hechos, sobre su existencia indemostrada o sobre sus características. Es un hecho incontrovertible que http://www.goisrael.es es una página oficial del ministerio de turismo de Israel y tu exabrupto demuestra que ni siquiera la has visitado (tal vez te hayas dejado llevar, torpe e imprudentemente, del nombre del dominio), porque si lo hubieras hecho, habrías visto, con grandes letras, que es del ministerio de turismo de Israel y que hay un copyright como un sol de grande del ministerio de turismo de Israel. Por tanto, el mapa en cuestión es EL MAPA OFICIAL del gobierno de Israel. Permíteme, pues, que el que se monde de risa sea yo debido a tu torpeza, tu frivolidad, tus errores de bulto… Sencillamente, tus opiniones no son de fiar. Y yo no quiero que en mi blog se publiquen opiniones frívolas e informaciones erróneas, en la medida de lo posible. Quiero que DISENSO sea un blog de calidad, con buenas informaciones y opiniones fundamentadas. No has sido honrado intelectualmente y, por tanto, no publicaré más comentarios tuyos.

Los comentarios están cerrados.