De Albert Einstein a Noam Chomsky: judíos que se han opuesto a Israel

Haitham Sabbah

Fuente: From Albert Einstein to Noam Chomsky: famous Jews who have opposed Israel, Sabbah Report, 19/08/2014

Tres grandes pensadores judíos: Marx, Freud y Einstein.

El 9 de agosto, 150.000 personas se manifestaron en Londres en solidaridad con el pueblo de Gaza, que estaba sufriendo una bárbara campaña de bombardeos por parte de Israel que ya se había cobrado las vidas de más de 2.000 personas, la mayoría de ellas civiles, incluyendo más de 400 niños.

Numerosos grupos judíos se unieron a la marcha. Se manifestaron como judíos, para mostrar su oposición al estado de Israel, que durante 66 años ha estado robando de forma continuada las tierras a los palestinos y ha impuesto la ocupación y el asedio más brutales a los palestinos. Los manifestantes judíos que gritaban “no en mi nombre” eran miembros del Bloque Judío, la Red Internacional de Judíos Antisionistas, Judíos por la Justicia y Palestina y Judíos Contra la Guerra de Gaza.

Estos manifestantes judíos forman parte de una larga y honorable tradición. Muchas destacadas personalidades judías del siglo pasado —desde Albert Einstein hasta el superviviente del Holocausto Primo Levi— se han opuesto a la idea de un estado israelí excluyente desde el punto de vista étnico.

Sigmund Freud:

Reconozco con dolor que el fanatismo sin fundamento de nuestro pueblo es el culpable, en parte, del despertar de la desconfianza árabe. No puedo expresar simpatía alguna por una piedad mal dirigida que transforma un trozo de muro herodiano en una reliquia nacional, ofendiendo así los sentimientos de los nativos.

Albert Einstein:

La idea del estado [de Israel] no me resulta simpática. No puedo entender por qué es necesario. Guarda relación con muchas dificultades y una estrechez de miras. Creo que es algo malo.

Erich Fromm:

La reivindicación de la Tierra de Israel por parte de los judíos no es un reclamo político realista. Si todas las naciones reclamaran, repentinamente, los territorios en los que vivieron sus antepasados hace dos mil años, este mundo sería un manicomio.

Marek Edelman, el último líder superviviente del levantamiento de Varsovia de 1943, escribió una carta en apoyo a la resistencia palestina, comparándola con el ZOB, los combatientes judíos de Varsovia. Así comenzaba su carta:

Comandantes de las operaciones militares, paramilitares y milicianas de Palestina, a todos los soldados de las organizaciones combatientes palestinas.

Isaac Asimov, novelista:

Me encuentro en la extraña posición de no ser un sionista […] Creo que es un error que alguien sienta que hay algo especial en su patrimonio, del tipo que sea. Es maravilloso que exista un patrimonio humano en infinidad de variedades, pues eso lo convierte en algo del máximo interés, pero tan pronto como se cree que una variedad es más importante que otra, se sientan las bases para la destrucción de todas.

Hanna Arendt, politóloga:

El problema es que el sionismo ha pensado y dicho frecuentemente que el mal del antisemitismo era necesario para el bien del pueblo judío. En palabras de un conocido sionista, que las escribió en una carta que me envió, en la que exponía la argumentación sionista original: “Los antisemitas quieren librarse de los judíos y el estado judío quiere recibirlos. Una combinación perfecta”.

I. F. Stone (periodista estadounidense):

Israel está creando una especie de esquizofrenia moral entre los judíos del mundo. En el extranjero, el bienestar de los judíos depende del mantenimiento de sociedades laicas, no racistas y pluralistas. En Israel, los judíos defienden una sociedad en la que los matrimonios mixtos no pueden legalizarse, en el que la sociedad ideal es racista y excluyente.

Noam Chomsky:

En los territorios ocupados, lo que está haciendo Israel es mucho peor que el apartheid. Llamarlo apartheid es un regalo para Israel, al menos si por apartheid entendemos el régimen que existió en Sudáfrica. Lo que está sucediendo en los territorios ocupados es mucho peor.

Gabriel Kolko, uno de los principales historiadores de la guerra moderna:

La gran mayoría de los israelíes no son en absoluto judíos en el sentido cultural del término, apenas son socialistas en cualquier sentido del término, y su vida cotidiana y la forma en que viven no son diferentes de las de Chicago o Amsterdam. Para decirlo simplemente, no hay ninguna razón racional que justifique la creación del estado [de Israel].

Miriam Margolyes, actriz:

Los negros sudafricanos solicitaron nuestro apoyo y ahora son los palestinos los que están pidiendo nuestro apoyo. Odio lo que está haciendo Israel a los palestinos. Creo que el boicot es una forma muy activa y no-violenta de protesta.

Uri Avnery, ex oficial del ejército israelí:

Lo que quedará grabado a fuego en la conciencia del mundo será la imagen de Israel como un monstruo sediento de sangre, dispuesto en cualquier momento a cometer crímenes de guerra y dispuesto, también, a no someterse a ninguna restricción moral.

Henry Siegman, rabino y director del U.S./Middle East Project:

Israel ha pasado de ser “la única democracia de Oriente Medio” a ser el único régimen de apartheid en el mundo occidental.

Richard Cohen, columnista estadounidense:

El mayor error que podría cometer Israel en estos momentos es olvidar que Israel, como tal, es un error […] la idea de crear una nación de judíos europeos en un territorio de árabes musulmanes (y algunos cristianos) ha generado un siglo de guerras y terrorismo, tal como estamos viendo ahora: Israel lucha con Hizbolah en el norte y con Hamas en el sur, pero su enemigo más poderoso es la propia historia.

Roseanne Barr, actriz de teatro, escritora, directora y candidata presidencial:

Estoy harta de Israel y de los sionistas. Son apoyados por cristianos evangélicos que están deseando que los árabes les maten para que su genocida dios de la guerra, al que llaman incorrectamente Jesús, vuelva de nuevo.

Rabino Michael Lerner, editor de la revista Tikkun:

Si un judío entra hoy en una sinagoga de EEUU o de cualquier otra parte del mundo y dice “no creo en Dios o en la Torá y no sigo los mandamientos”, la mayoría de la gente le dará la bienvenida y le pedirá que se integre. Pero si dice “no apoyo al estado de Israel”, es probable que sea etiquetado como un “judío que se odia a sí mismo” o un antisemita, para ser, a continuación, arrinconado y despreciado.

Richard Falk, ex relator especial de la ONU para los derechos humanos en los Territorios Ocupados Palestinos:

Falk ha calificado a las políticas israelíes en los territorios ocupados de “crimen contra la humanidad” y ha comparado el trato que los israelíes dan a los palestinos con el que dieron los nazis a los judíos. Falk ha dicho: “creo que los palestinos son el pueblo más victimizado del mundo”.

_______________
Haitham Sabbah es fundador y editor de Sabbah Report. Le pueden seguir en Twitter y Google+, así como también pueden visitar su blog. Su dirección de correo-e es: haitham.sabbah@gmail.com.

Traducción: Javier Villate (@bouleusis)