Los daños causados a la agricultura de Gaza tendrá consecuencias duraderas

Fuente: Damages on Gaza Agriculture to Have Long-term Effects on the Region, International Middle East Media Center, 16/08/2014

Agricultores gazatíes recogen calabacín para el mercado local de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza. 7 mayo 2010. (Foto: Maan Images / Hatem Omar)

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha dicho que la campaña militar israelí contra la Franja de Gaza ha causado grandes daños al sector agrícola del territorio palestino y tendrá consecuencias duraderas.

En una declaración, la FAO ha señalado que la campaña militar de cinco semanas de duración ha “obligado a los agricultores y los pastores a abandonar sus tierras y ha paralizado las actividades pesqueras, produciéndose un parón en la producción local de alimentos y afectando gravemente a los medios de vida”.

“Los recientes combates han causado unos daños directos sustanciales a las 17.000 hectáreas de tierras de cultivo de Gaza, así como a gran parte de su infraestructura agrícola, incluyendo invernaderos, sistemas de riego, granjas de animales, almacenes de forraje y botes de pesca”, dice el comunicado.

Según la agencia de noticias palestina Maan, el informe señala que Gaza ha perdido la mitad de sus aves de corral debido a la ofensiva israelí, “ya sea por ataques directos contra sus cobertizos o por falta de agua, alimentos o cuidado, derivados de las restricciones a su acceso”.

Las pérdidas en el sector pesquero gazatí se han estimado en 234,6 toneladas, aproximadamente un 9,3 por ciento de las capturas anuales.

Según la FAO, a pesar de que Gaza importa la mayoría de sus alimentos, alrededor de 28.600 personas dependen de la agricultura (19.000 personas), la ganadería (6.000) y la pesca (3.600) para su subsistencia.

Ciro Fiorillo, director de la oficina de la FAO en Cisjordania y la Franja de Gaza, ha dicho:

Gracias al más reciente alto el fuego, muchos agricultores y ganaderos pueden ahora acceder a sus tierras, pero el restablecimiento de la producción de alimentos tiene ante sí serios obstáculos debido a los daños sufridos y a la escasez de agua, electricidad, insumos y recursos financieros, así como a la incertidumbre acerca de una posible reanudación de los ataques militares.

Los precios de los alimentos han sido extremadamente volátiles en las cinco últimas semanas, ha dicho la organización, con aumentos de los precios de los huevos estimados en un 40 por ciento, un 42 por ciento en el caso de las patatas y un 179 por ciento en el de los tomates.

“Con la producción local de alimentos detenida y las importaciones restringidas, prácticamente toda la población de la Franja de Gaza (alrededor de 1,8 millones de personas) depende en estos momentos de la ayuda alimentaria. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) proporcionan alimentos regularmente a unos 1,1 millones de personas”, sigue diciendo el informe. Además, se observa que otras 700.000 personas dependen de los alimentos distribuidos por el ministerio palestino de asuntos sociales, la UNRWA y el PMA con carácter de emergencia.

Por otra parte, Maan ha informado que la dependencia de Gaza de la ayuda exterior es una consecuencia directa del bloqueo israelí del enclave, que ya dura ocho años y que restringe las importaciones, las exportaciones y los movimientos de las personas.

Este bloqueo fue intensificado con el apoyo de Egipto a partir de 2007.

Información relacionada:

Traducción: Javier Villate