Estos son los escudos humanos

No pondré la mano en el fuego para negar que Hamas u otros grupos palestinos hayan utilizado en alguna ocasión escudos humanos; pero necesito pruebas de ello. Es así como creo en las cosas. No porque me lo digan unos u otros. La creencia ciega es propia de fieles de alguna iglesia, también de las iglesias políticas, partidos, ideologías, etc. Más aún, los más airados, los más enérgicos, los más rotundos… son aquellos que no tienen pruebas de lo que afirman; pero lo que tienen es FE. Y la fe mueve montañas y, sobre todo, mata al “otro”, al que no tiene su misma fe. Insisto, sea esta religiosa o política o ideológica.

Estoy hablando de la intolerancia, del totalitarismo (de derechas o de izquierdas), del fascismo. Esto debería ser algo sabido, pero compruebo cada día que, sabido o no, sigue siendo practicado ampliamente, sobre todo donde predominan la incultura y las afiliaciones ideológicas y partidistas.

Y, como digo, el caso es que no he conocido NINGUNA PRUEBA de que Hamas u otros grupos palestinos hayan utilizado escudos humanos. Lo más parecido a eso que he visto ha sido un vídeo en el que unos militantes manipulan algo que parece ser armamento cerca de un hotel. Por supuesto, el comentarista afirma rotundamente que esto es una prueba del uso de escudos humanos por parte de los palestinos.

Propaganda israelí.

Por supuesto, también he visto vídeos que son pruebas irrefutables de la utilización por parte de Hamas de escudos humanos. Este vídeo es uno de ellos. Consisten en declaraciones de soldados israelíes (no es ninguna broma) y fotos de militantes con armas junto a niños palestinos. ¿Qué hacían? Eso no parece ser interesante. Lo importante es manipular la imagen. A mí me han hecho fotos con personas armadas en Pakistán, mucho antes de la era “terrorista” de Al Qaeda. Allí, en aquellos años, muchos hombres de las tribus del norte del país iban armados. Los conflictos entre tribus eran algo habitual. ¿Fui yo un escudo humano?

Otras pruebas irrefutables del empleo de escudos humanos por parte de los palestinos son torpemente falsas, como este vídeo, que logró un gran éxito de distribución, que muestra a miembros de los rebeldes sirios lanzando unos morteros cerca de unos niños. Otros vídeos, en fin, son montajes evidentes, en el buen sentido de la palabra: son montajes de imágenes de aquí y de allá, de hoy y de ayer, de un lado y otro… no prueban absolutamente nada, como este del ministerio de asuntos exteriores de Israel. Por cierto, niños sumidos en una cultura militarista los hemos visto en los dos bandos, por más que los occidentales seamos más sensibles hacia la simbología empleada por los islamistas.

También debemos considerar que hay personas que se ofrecen voluntariamente como escudos humanos. Algunos, como activistas internacionalistas, lo vienen haciendo desde hace años. Ahora, los hemos visto protegiendo hospitales y ambulancias. Pero también los hay palestinos, que se han subido a las azoteas de algunas casas para que no las bombardeen.

Antonio Méndez de Zubillaga, encargado de protección de derechos de la UNRWA (agencia de la ONU para los refugiados palestinos) en Gaza, dijo lo siguiente: “Es cierto que [los de Hamas] piden a la gente que no abandonen las casas, tanto los líderes políticos como las autoridades religiosas, pero no tenemos pruebas del uso de civiles como escudos humanos”.

El mismísimo New York Times ha reconocido que “no hay pruebas de que Hamas y otros grupos militantes hayan obligado a los civiles a permanecer en áreas que están siendo atacadas”. Jeremy Bowen, editor de “Middle East” de la BBC, ha dicho que “durante la semana que estuve en Gaza no vi ninguna prueba de las acusaciones de Israel de que Hamas utiliza a los palestinos como escudos humanos”.

Puede ser, no obstante, que Hamas emplee escudos humanos involuntarios, pero tengo mis dudas. Ya se ha dicho, pero hay que repetirlo. La Franja de Gaza tiene 360 kilómetros cuadrados y 1,8 millones de habitantes. Una buena parte de esa superficie, la denominada “zona de seguridad” está prohibida para los palestinos. Esta zona corre paralela a la frontera de Israel, que tiene unos 51 kilómetros de longitud. Y los israelíes disparan contra quienes se adentran en ella, la “limpian” periódicamente para que los cultivos no sirvan de escondite con una profundidad variable, que puede llegar a un kilómetro. Esta zona ha sido arrasada por las fuerzas israelíes durante la actual operación Margen Protector.

Todo esto significa que la superficie REAL disponible para los palestinos es mucho menor. Algunos han calculado que el establecimiento de la “zona de seguridad” reduce la superficie habitable de la Franja de Gaza un 40 por ciento. Otros hablan de alrededor de un 30 por ciento. En cualquiera de los casos, la densidad real de población del enclave aumenta mucho con respecto a los datos oficiales.

Los datos oficiales hablan de unos 5.000 habitantes por kilómetro cuadrado. Madrid tiene 5.249 habitantes por kilómetro cuadrado, pero mientras la Franja de Gaza se extiende por 360 kilómetros cuadrados, la ciudad de Madrid lo hace por 605 kilómetros cuadrados. Con esta realidad en mente, ¿tienen los grupos armados palestinos muchas opciones para lanzar sus ataques desde zonas despobladas, alejadas de la población civil? Evidentemente, no.

Si corregimos los datos oficiales con la reducción de territorio habitable que supone la “zona de seguridad”, tenemos que, en realidad, hay más de 7.100 habitantes por kilómetro cuadrado. Estamos hablando de una de las áreas más densamente pobladas de la Tierra. Es absolutamente imposible que los grupos armados palestinos respondan a las agresiones israelíes desde lugares alejados de la población civil.

Todos los discursos sobre el uso de escudos humanos por parte de los grupos armados palestinos son radicalmente falsos y extremadamente indignantes cuando sabemos que el ejército israelí está atacando deliberadamente a la población civil palestina y ha empleado en varias ocasiones escudos humanos, tal como ha quedado documentalmente demostrado y como lo han denunciado Amnistía Internacional y la ONU.

Por cierto, ¿dónde tiene Israel los cuarteles generales de su ejército? En el centro de la populosa Tel Aviv, rodeado de centros comerciales, museos, hospitales, escuelas, etcétera.

Por supuesto, quienes están imbuidos de ideología y fanatismo, repetirán las mentiras fabricadas por la maquinaria propagandística israelí, algo absolutamente necesario para que el estado judío salga bien parado de esta campaña de masacres. Quienes nos dedicamos a informarnos (y a informar) sobre la ocupación israelí de Palestina observamos esto a diario. Vemos cómo las mentiras israelíes se difunden como “información” por los principales medios de comunicación occidentales, desde el New York Times hasta el ABC. Encontrar la verdad, las humildes verdades de los hechos, es una labor costosa y requiere una actividad de búsqueda.

Algunos vídeos que muestran el uso de escudos humanos por parte del ejército israelí:

Más información sobre escudos humanos en DISENSO:
https://disenso.wordpress.com/category/escudos-humanos/