Netanyahu necesita a Hamas


Un joven enarbola una bandera palestina tras un bombardeo de Israel. (Foto: Mohamed Torokman / EFE)

Eugenio García Gascón

Por un lado Netanyahu quiere un alto el fuego inmediato, pero por otro lado quiere dar a Hamás un golpe duro del que tarde muchos años en recuperarse, que doblegue a los islamistas hasta el punto de que dejen de ser una amenaza para Israel, una amenaza limitada, que no pone en peligro la existencia del Estado judío, pero que está ahí para molestar a la población israelí y para causar cierto miedo de tanto en tanto.

En otras palabras, Netanyahu no quiere tener en su jardín trasero otro Hizbolá, y de la misma manera que ha conseguido anular a Hizbolá, al menos desde hace unos años y mediante un acuerdo de no agresión, quiere conseguir algo similar con Hamás.

Pero estos dos objetivos son contradictorios a corto plazo, pues por un lado el alto el fuego inmediato exige una decisión que ponga fin a las hostilidades cuanto antes, a más tardar en unos días, mientras que por otro lado el golpe duro a Hamás exige una estancia del ejército relativamente prolongada en la Franja.

Leer el artículo completo en Netanyahu necesita a Hamás