25 establecimientos médicos destruidos por las bombas israelíes en Gaza

El ejército israelí ha destruido, total o parcialmente, 25 establecimientos médicos de Gaza, según el ministerio de salud palestino, el último de los cuales ha sido el hospital de Beit Lahia, en el norte de la franja.

El viceministro Yusuf Abu Rish ha subrayado, en una conferencia de prensa realizada este sábado, que el sector sanitario necesita 5,6 millones de dólares cada mes, una cifra que está actualmente fuera de su alcance.

Las reservas de un 28 por ciento de los medicamentos más esenciales se han agotado completamente, mientras que otro 15 por ciento está próximo a hacerlo. Además, un 52 por ciento de los suministros médicos se han consumido totalmente y un 10 por ciento están a punto de serlo.

Abu Rish llamó la atención sobre los efectos de los frecuentes cortes de electricidad y de la carencia de energía para mantener en funcionamiento las máquinas. Un 50 por ciento de las plantas de tratamiento de aguas residuales han sido dañadas por los bombardeos y esto puede provocar una auténtica catástrofe medioambiental en la franja.

Según el informe del viceministro, alrededor de 60.000 mujeres embarazadas no han podido ser atendidas, mientras que unos 10.000 personas con enfermedades crónicas no pudieron ser tratadas en los servicios de urgencias.

En estas circunstancias, el ministerio de salud ha tenido que tomar la decisión de no hacer más intervenciones quirúrgicas que no sean urgentes, estimadas en unas 7.000, en todos los hospitales de Gaza.

A Egipto solo se han podido trasladar a 47 personas para ser intervenidas quirúrgicamente, a pesar de los llamamientos de las autoridades gazatíes para que el país vecino abra la frontera de Rafá.

Health Ministry: 25 health institutions demolished in the Israeli aggression