Israel banaliza la Shoá y redita el Holocausto

Israel ha asesinado a 300 palestinos, la mayoría civiles indefensos y niños, y su gobierno, una vez comenzada la llamada “ofensiva terrestre” sobre Gaza, saca pecho y anuncia que “todas las opciones están abiertas”. Barack Obama, el presidente que fue recibido por la opinión pública internacional con asombro por su Premio Nóbel de la Paz, un tanto prematuro, justifica las acciones de represalia del Ejército de Israel, el cuarto más poderoso del mundo, y pide a las partes que no extiendan el conflicto. ¿Qué partes?

[…]

Hace tiempo que Israel ha sustituido su papel de víctima por el de verdugo. Israel no quiere la paz porque se siente confortable en una guerra que le permite, ante la complacencia de Estados Unidos y el silencio de la comunidad internacional, ser el único estado del mundo que no recibe sanción alguna por los más ominosos crímenes. Por eso sigue construyendo colonias en territorios que tiene que devolver, por eso incumple sistemáticamente todas las resoluciones de la Asamblea General de la ONU. Por eso sigue matando porque dispone de un ejército sofisticado frente a unos desarrapados y algunos lunáticos.

Leer el artículo completo en Israel banaliza la Shoá y redita el Holocausto.