La resistencia de los Abu Jurad

El camino hacia el norte de Gaza se vuelve tétrico y desértico conforme entramos en la zona de Beit Hanun. Casas, tiendas, huertos bombardeados… Sistemas de saneamiento y agua corriente destrozados cortan la carretera principal que sube a la punta noreste de la Franja, la zona más alta y, por ende, la más anhelada por las tropas israelíes. La noticia de que su ejército ya ha entrado hasta prácticamente la mitad del pueblo de Beit Hanun se va extendiendo y los vecinos sólo se asoman a las puertas de su casa al oír el ruido del motor del coche en el que viajamos.

Queremos llegar hasta la casa de la familia Abu Jurad, situada en Isbet Beit Hanu una zona donde antaño yacía un extenso latifundio, de ahí su nombre, isbet (latifundio en árabe). El 18 de julio fue el viernes negro, como ya lo llaman algunos en esta zona, por la amenaza de invasión israelí. Era el undécimo día de Margen Protector y hacía unas horas que se había proclamado oficialmente el comienzo de la operación terrestre que afecta a 360 kilómetros cuadrados y 1,8 millones de habitantes.

Leer todo el artículo en La resistencia de los Abu Jurad | Internacional | EL MUNDO.