¿Ha provocado Hamas el ataque israelí contra Gaza?

Hamid Dabashi

Fuente: Does Hamas provoke Israel to attack Gaza?, Al Jazeera, 17/07/2014

La resistencia de los palestinos es decisiva para determinar quiénes y qué somos, dice Dabashi [EPA]


En buena parte de los medios de comunicación norteamericanos y europeos que están informando sobre la actual carnicería de palestinos que está cometiendo Israel, es habitual decir que Hamas también ha disparado algunos cohetes hacia Israel. Dado el sofisticado sistema de defensa que tiene Israel, por cortesía de los contribuyentes de EEUU, ninguno de estos cohetes ha dado en el blanco y, afortunadamente, ningún hombre, mujer o niño israelí ha perdido la vida o ha resultado mutilado por su causa. Este hecho apenas ha preocupado a la BBC, la CNN o cualquier otro medio descaradamente pro-israelí que siempre buscan el “equilibrio” en sus informaciones sobre Gaza, mencionando el hecho de que Hamas también ha disparado algunos cohetes contra el estado judío.

En un ejemplo especialmente nefasto, Diane Sawyer, de la ABC, mostró unas fotos de unos palestinos que soportaban los bombardeos israelíes, pero dijo a su audiencia que se trataba de israelíes que habían sido atacados por los cohetes de Hamas.

Sea como fuere, el hecho es que Hamas dispara cohetes contra Israel y, aunque no suelen causar daños a nadie, eso no disminuye su propósito, a saber, causar daño a alguien. Por tanto, la operación de Hamas pretende dañar a personas, pero no lo consigue porque sus medios militares no están financiados por Estados Unidos.

Gracias a AIPAC y otros grupos de presión israelíes multimillonarios, entre los que se encuentran aquellos que están empujando al presidente Barack Obama a una guerra con Irán, Israel disfruta de una relación especial con la maquinaria militar más mortífera del planeta. Mientras tanto, Hamas ha perdido su envite ante sus homólogos israelíes y toda la ayuda militar que puede recibir del exterior procede de países como Irán, cuya potencia no puede compararse con esa maquinaria gigantesca llamada Estados Unidos.

Cohetes erráticos

Tan inútiles como son, ¿por qué dispara Hamas estos cohetes erráticos y por qué no los abandona? ¿Por qué molestarse? No son rivales para el ejército israelí. Después de todo, en este enfrentamiento, Hamas es David e Israel es Goliat. ¿No sería mejor para los palestinos que Hamas no tratara de defenderlos en Gaza?

Tenemos que plantear esa cuestión en un contexto un poco más amplio. ¿No es Hamas una organización palestina legítima, con gran apoyo popular, que ganó unas elecciones parlamentarias en Gaza en 2006? He conocido a muchos palestinos a los que no les gusta Hamas, que no están de acuerdo con su ideología y que se oponen a la organización islamista de varias formas. Y estos palestinos de diversas opiniones políticas son, al igual que Hamas, parte de la resistencia palestina a la ocupación y al robo de su patria.

Como cualquier otra sociedad ampliamente diversa, entre los palestinos hay seguidores de muchas religiones, ideologías y corrientes políticas. Hay palestinos cristianos, musulmanes, ateos y agnósticos. Los hay nacionalistas y/o socialistas. Laicistas, islamistas, postislamistas y poslaicistas. Los hay feministas, modernistas, posmodernistas, deconstruccionistas y también nativistas, a veces, y cosmopolitas, otras veces, unionistas, pacifistas, militantes, lo que sea. Uno de ellos fundó una escuela de pensamiento crítico llamada de estudios poscoloniales.

El movimiento más consistente y determinante de la resistencia palestina a la ocupación durante las últimas décadas ha sido la desobediencia civil no-violenta. ¿Quiénes son y qué son los que participan en la resistencia palestina? Son poetas como Mahmud Darwish, novelistas como Gasan Kanafani, cineastas como Michel Jleifi, artistas como Mona Hatum, feministas como Lila Abu Lugod… Al hacer lo que hacen, hagan lo que hagan, se oponen y desafían al robo armado de su patria.

Pero también están aquellos palestinos que han tomado las armas y que se oponen a la villanía mediante la violencia. Como parte de esta resistencia, Hamas es parte integral del movimiento de liberación nacional palestino, pero al igual que cualquier otra forma de resistencia, Hamas no es imprescindible para Palestina.

La maquinaria propagandística israelí

Lo que hace la maquinaria propagandística israelí es reducir la totalidad de Palestina, del rico y diversificado tejido social de la resistencia palestina, a Hamas para, luego, demonizarlo. La estrategia funciona, gracias sobre todo a la complicidad de los principales medios de comunicación patrocinados por el estado o las grandes corporaciones, como la BBC, ABC o CNN. Esa maquinaria lleva a cabo esta estrategia y sigue con su orgía indiscriminada contra los palestinos, mutilándoles y asesinándoles con impunidad.

Supongamos ahora, por el bien del argumento, que nos despertamos mañana por la mañana y Hamas ha desaparecido: ya nadie dispara esos inanes cohetes contra Israel. ¿Y ahora qué? ¿Devolverá la magnífica benevolencia israelí la Palestina borrada a sus legítimos dueños? Evidentemente, no. Supongamos que Hamas no existió jamás desde su fundación en 1987. ¿Entonces qué? ¿Habría devuelto Israel Palestina a sus legítimos dueños? Evidentemente, no.

Los palestinos son diversos y tienen derecho a resistir y oponerse a la ocupación y al robo de su patria por cualquier medio que consideren necesario, sea este una bella canción de Mohamed Asaf, un estupendo poema de Mahmud Darwish, una película de Elia Suleiman, una novela de Gasan Kanafani, un libro sobre las costumbres palestinas de Widad Kawar u otro sobre la cocina palestina de Rawia Bishara, la organización marxista militante FPLP (Frente Popular para la Liberación de Palestina) o la ideología islamista de Hamas.

Uno puede estar en desacuerdo con Hamas y no unirse al grupo, pero no puede reducir todo el tejido social de la resistencia palestina a Hamas, o decirle a Hamas que se disuelva porque Israel está a punto de devolver Palestina a sus legítimos dueños.

Así, pues, la espúrea afirmación de que la mera existencia de Hamas provoca que Israel ataque a Gaza no es solo narrativamente falsa, ya que las operaciones militares israelíes en Palestina han sido anteriores a la existencia de Hamas, sino también porque los palestinos, en su conjunto, no son reducibles a Hamas ni pueden ser privados de su derecho a la resistencia frente a la ocupación empleando cualquier medio que consideren necesario. Dividir estas formas de resistencia en “moderadas” y “militantes” no nos lleva a ninguna parte, salvo a los pestilentes think tanks de Washington.

Una película de Annemarie Yacir, una instalación artística de Emily Yacir, un poema de Rafif Ziadah o Dana Dayani, o una emotiva canción de Rim Banna es infinitamente más radical que cualquier endeble cohete que Hamas pueda disparar. La maquinaria de propaganda de Israel no quiere que el mundo conozca estas formas de resistencia palestina, que han atacado al sionismo durante generaciones y que han impedido que devoren Palestina. Pero ellos magnifican a Hamas como el rostro de Palestina.

Atrocidades militares

En la futura Palestina libre y democrática, quién sabe cuántos votos conseguirá Hamas. Pero estamos muy lejos todavía de ese momento y las atrocidades de Israel y de su ejército criminal son el principal obstáculo para acercarnos a ese objetivo. Hasta entonces, los palestinos tienen todo el derecho a resistir al robo de su patria por cualquier medio que consideren necesario, incluyendo, pero nunca limitándose, a Hamas.

Hamas no ha provocado el ataque de Israel a Gaza. Los palestinos lo han provocado. El mismo nombre de Palestina, el mismo hecho de ser palestino, de ser testigo de la bancarrota moral del sionismo, es lo que provoca a Israel. La mera existencia de los palestinos es la negación de Israel y de su ideología sionista dominante. Esa es la razón por la que Golda Meir dijo aquello de que no existen los palestinos, pues si existieran, ella misma sería una bufonada. Por tanto, tenía que decir que no había palestinos para poder ser primera ministra de Israel.

Así que cada vez que oigas a un propagandista israelí mencionar la palabra “Hamas”, sustitúyela por “palestinos” y el nuevo término estará mucho más cerca de lo que quiere decir. Quieren arrasar esta tierra de un extremo al otro, continuar la limpieza étnica y, como dijo sin rodeos un joven israelí, echar a los palestinos al mar.

Como maquinaria asesina de la conquista colonial, el sionismo no se detendrá hasta apoderarse del último centímetro de Palestina. Pero los palestinos se mantienen en su patria, resisten a la ocupación, procrean, cantan, bailan, componen música y poesía, hacen películas, obras de teatro, organizan actos de desobediencia civil, se movilizan por el BDS [Boicot, Desinversiones y Sanciones] y… sí, por supuesto, algunos de ellos tomarán unas pocas y endebles armas para levantarlas contra el robo a mano armada más sofisticado de una patria en la historia de la humanidad.

_______________
Hamid Dabashi es profesor Hagop Kevorkian de Estudios Iraníes y Literatura Comparada de la universidad de Columbia de Nueva York. Puedes seguirle en Twitter: @ HamidDabashi.

Traducción: Javier Villate (@bouleusis)

One thought on “¿Ha provocado Hamas el ataque israelí contra Gaza?

  1. Reblogueó esto en Palestina en el corazóny comentado:
    Un excelente artículo de Hamid Dabashi en Al Jazeera (mi gratitud a Javier Villate por generosamente aceptar mi sugerencia de traducir este texto en su blog Disenso). Fragmentos:
    Lo que hace la maquinaria propagandística israelí es reducir la totalidad de Palestina, del rico y diversificado tejido social de la resistencia palestina, a Hamas para, luego, demonizarlo. La estrategia funciona, gracias sobre todo a la complicidad de los principales medios de comunicación patrocinados por el estado o las grandes corporaciones, como la BBC, ABC o CNN. Esa maquinaria lleva a cabo esta estrategia y sigue con su orgía indiscriminada contra los palestinos, mutilándoles y asesinándoles con impunidad.
    Hamas no ha provocado el ataque de Israel a Gaza. Los palestinos lo han provocado. El mismo nombre de Palestina, el mismo hecho de ser palestino, de ser testigo de la bancarrota moral del sionismo, es lo que provoca a Israel. La mera existencia de los palestinos es la negación de Israel y de su ideología sionista dominante. Esa es la razón por la que Golda Meir dijo aquello de que no existen los palestinos, pues si existieran, ella misma sería una bufonada. Por tanto, tenía que decir que no había palestinos para poder ser primera ministra de Israel.
    Así que cada vez que oigas a un propagandista israelí mencionar la palabra “Hamas”, sustitúyela por “palestinos” y el nuevo término estará mucho más cerca de lo que quiere decir. Quieren arrasar esta tierra de un extremo al otro, continuar la limpieza étnica y, como dijo sin rodeos un joven israelí, echar a los palestinos al mar.

Los comentarios están cerrados.