Israel destruye deliberadamente un hospital de Gaza

Allison Deger

Fuente: Israel destroys el-Wafa hospital as staff evacuates all patients, 17/07/2014

El ejército israelí ha destruido el hospital de rehabilitación el-Wafa en la Franja de Gaza, después de que atacara por primera vez esta instalación el 11 de julio lanzando cinco misiles. El ejército israelí comenzó a atacar el edificio alrededor de las 8 de la tarde y, dos horas más tarde, el personal sanitario ya había evacuado a los pacientes del único centro de rehabilitación de la Franja de Gaza. Mientras huían, lo que estaba intacto [de los ataques anteriores] ardió hasta los cimientos.

“Ya está destruido”, dijo Basman Alashi, director del centro. “No sé qué quedará en pie, pero hemos evacuado a todos los pacientes. Lo hemos perdido todo, se incendió el edificio”.

Alashi hablaba conmigo por teléfono desde su casa de Gaza, incapaz de cruzar los bombardeos israelíes para llegar al hospital. “Salí del hospital a las siete y dos horas más tarde ya lo habían bombardeado”. Los proyectiles impactaron en todos los pisos del edificio y el fuego se extendió.

Pacientes aterrorizados, en los pasillos del hospital para escapar de los bombardeos. (Foto: @ Valeria Cortes)


Después de que el ejército israelí comenzara a bombardear el hospital, Alashi y las 25 enfermeras de el-Wafa hicieron esfuerzos desesperados para encontrar un lugar para los 17 últimos pacientes. Muchos de ellos no pueden moverse y están conectados con una máquina de oxígeno. Algunas enfermeras abandonaron el edificio para buscar ayuda, desafiando a los bombardeos israelíes en las calles, con el fin de localizar una ambulancia con máquina de oxígeno.

“Mis enfermeras no podían mantenerse en pie debido al humo y al calor”, dijo Alashi. El personal de el-Wafa consiguió evacuar a todos los pacientes hasta un centro médico cercano, situado en el interior de un hotel. “Los que podían quedarse se quedaron, pero tuvimos que mover a los que perdieron el conocimiento y el control”, añadió.

Solo después de que la instalación fuera bombardeada y la evacuación estuviera en marcha, Alashi recibió una llamada telefónica del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) que le retransmitió un mensaje del ejército israelí. Una mujer que se identificó como delegada del CICR dijo: “los israelíes han preguntado cuánto tiempo necesita para evacuar”, a lo que Alashi respondió que “dos horas”. Sin embargo, una hora después de que la mujer volviera a llamar y dijera que el ejército israelí “detendrá los bombardeos, no bombardeará más el hospital”, la instalación estaba ya reducida a escombros. Alashi le dijo: “¿Es una broma? ¿Se está usted burlando de mí? Le dije que ya era demasiado tarde, que ya lo habían destruido”.

“Le dije que la Cruz Roja estaba cooperando con los israelíes para destruir el hospital”, siguió hablando Alashi, recordando su conversación con la representante del CICR. “Les voy a llevar a usted, a la Cruz Roja y a los israelíes ante la Corte Penal Internacional”, le espetó antes de colgar el teléfono.

El hospital el-Wafa tras los ataques del 11 de julio.


Cuando hablé con Alashi, su voz era seca y abatida en comparación a cuando hablamos hace unos días, después de que el centro fuera alcanzado por primera vez por las bombas israelíes el 11 de julio. Cinco misiles habían impactado en el hospital, derribando las paredes exteriores y causando importantes daños en el cuarta planta. Tras el ataque, los pacientes que podían ser atendidos en casa fueron dados de alta y los restantes fueron trasladados a la primera planta.

Alashi tuvo que colgar con prisas el teléfono. Tenía que ver a los enfermos a la clínica Sahaba, para saber cómo estaban. En su opinión, la destrucción del hospital perjudicaría a los objetivos militares de Israel. Un abatido Alashi dijo:

Los israelíes y la Cruz Roja han destruido el único centro de rehabilitación que hay en Cisjordania y Gaza. No están resolviendo los temas; están creando más terroristas suicidas. Así no se pueden resolver los temas. Ellos están creando más terroristas suicidas, no nosotros.

_______________
Allison Deger es editora adjunta de Mondoweiss.net. Puedes seguirle en Twitter: @allissoncd

Traducción: Javier Villate (@bouleusis)