Políticos israelíes piden que se corte la entrada de alimentos y energía a la Franja de Gaza

15 de julio de 2014

Comentaristas israelíes han pedido el cierre del puesto fronterizo de Karem Abu Salem, que comunica a Gaza con Cisjordania, para impedir la entrada de alimentos, combustible y cualquier otro producto.

Varios políticos israelíes renovaron ayer sus propuestas para cortar la entrada de alimentos y electricidad en la Franja de Gaza, como medida punitiva contra Hamas y los palestinos.

El viceministro israelí de defensa Danny Danon insistió en que es importante presionar a Hamas y al pueblo de Gaza cortándoles la electricidad y bombardeando la central eléctrica de Gaza, destruyéndola completamente.

En una entrevista de radio realizada ayer, Danon pidió a Netanyahu que cortara los suministros de electricidad que Israel proporciona a la central eléctrica, así como impedir la entrada de combustible, alimentos y bienes básicos a Gaza.

Varios comentaristas israelíes han pedido el cierre del puesto fronterizo de Karem Abu Salem, el único paso comercial abierto entre Gaza e Israel, de forma que no puedan entrar en la franja de Gaza alimentos, combustible y otros bienes.

A pesar de la agresión israelí contra Gaza, el estado hebreo permite la apertura parcial del puesto fronterizo de Karem Abu Salem para la entrada de bienes procedentes de Cisjordania.

Además, proporciona a Gaza 120 Mw de electricidad, lo que representa el 25 por ciento de las necesidades de la franja en circunstancias normales. Egipto proporciona al enclave palestino 28 Mw y la planta eléctrica de Gaza genera actualmente unos 60 Mw.

La Franja de Gaza pasa por importantes crisis energéticas cada vez que los suministros de combustible, empleados en la generación de electricidad en la única central del territorio, se retrasan. Estos suministros entran en Gaza por el puesto fronterizo de Karem Abu Salem.

Mohaned Akl, economista especializado en Israel, dijo que si el lado israelí del puesto de Karem Abu Salem se cerrara durante una semana, la Franja de Gaza viviría en la oscuridad debido a los cortes de energía que se producirían y los mercados se vaciarían de alimentos y bienes básicos.

“El gobierno israelí no ha aceptado, todavía, estas propuestas, porque su puesta en práctica acarrearía una gran presión internacional sobre Israel, sobre todo de la Unión Europea”, dijo Akl a la agencia de noticias Anadolu en una entrevista telefónica.

Sin embargo, Akl no descartó que Israel pudiera llevar adelante esa propuesta. “Solo si Israel recibiera un duro golpe de la resistencia palestina de la Franja de Gaza, y en mi opinión eso no va a suceder en el futuro cercano, tal como sugieren las conversaciones palestinas-turcas-cataríes para alcanzar una tregua”.

Israel impuso previamente un bloqueo económico a la Franja de Gaza y cortó la entrada de alimentos, combustibles y suministros eléctricos, lo que llevó a los palestinos del enclave a cavar túneles para contrabandear bienes y combustible desde Egipto. Esto condujo a la creación de una economía de los túneles, que ha prácticamente desaparecido después de que el año pasado el ejército egipcio destruyera y clausurara los túneles.

Fuente: Israeli officials call for cutting energy and food supplies to Gaza

Traducción: Javier Villate