VÍDEO: Uriel Ferera, objetor de conciencia israelí: ‘No quiero ser como ellos’

Uriel Ferera, objetor de conciencia israelí, relata los dos periodos que ha pasado en la cárcel por negarse a servir en el “ejército de ocupación”. Con voz temblorosa, que no oculta la firmeza de sus creencias y su voluntad, Uriel “no quiere ser como ellos”, como los soldados que asesinan, aterrorizan y humillan a los palestinos. Uriel nos habla del “ejército más moral del mundo”, aunque hay que ser duro de corazón y de mente para no concluir que quienes son más morales son, precisamente, los objetores de conciencia y desertores del ejército de ocupación. El ejemplo a seguir es el de Uriel, no el del asesino de los dos jóvenes de Betunia el pasado 15 de mayo, o el de Mufid Yusif Mustafá Thahir, o el de Alá Mohamed Awadh, asesinado en un puesto de control de Nablus, o el de Imad Shukri Salim, que murió por las heridas que le causó la patrullera israelí que abrió fuego contra su barquito de pesca en Gaza, o el de Abu Al-Jatab, militante de Yihad Islámica asesinado por un misil israelí en Gaza, o el de Ahmed Arur, asesinado por un avión israelí no tripulado en el norte de Gaza, o el de Alí Aldelatif, de 7 años, o el de… por no citar más que los asesinatos más recientes.

Si los jóvenes israelíes fueran como Uriel Ferera, estos palestinos estarían vivos todavía, construyendo su país en paz y cooperación con otros musulmanes, judíos, cristianos o ateos, israelíes o palestinos, en busca de mayor libertad y bienestar para todos.