Disenso Palestina Noticias 15/05/2014

Disenso Noticias Palestina


Powered by Scoop.it

El pasado año, la Organización de las Naciones Unidas estableció que 2014 sería el Año Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino. El 15 de mayo es el Día de la Nakba, la fecha clave en la memoria colectiva palestina que simboliza la limpieza étnica llevada a cabo por las tropas sionistas-israelíes en 1948. Tanto en este año 2014 como en este 15 de mayo, la campaña de BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones) tiene y está teniendo un protagonismo fundamental.
El BDS es un movimiento global lanzado desde la sociedad civil palestina en 2005 para conseguir que se cumpla con la legalidad internacional y los derechos fundamentales del pueblo palestino. Se organiza desde numerosos territorios de todo el mundo y se aplica en diversos ámbitos: económico, institucional, sindical, cultural-deportivo y académico.
El BDS está siendo apoyado por innumerables organizaciones políticas, institucionales, sindicales, sociales, culturales, académicas u ONGs, además de por personalidades como Stephen Hawking, Desmond Tutu o el fallecido Stéphane Hessel.
La campaña está teniendo un enorme crecimiento y consigue éxitos cada semana: empresas que desinvierten en Israel, administraciones que cancelan sus contratos con compañías israelíes, instituciones académicas que cortan vínculos con otras de Israel o artistas que no acuden a un Estado que ha sido declarado, en noviembre de 2013 por el Tribunal de Crímenes de Guerra de Kuala Lumpur, culpable de genocidio. Respecto a la esfera académica, en el último año al menos cuatro asociaciones de primer nivel de los EE.UU. se han sumado al boicot, además de que la Unión Europea ha establecido un novedoso boicot de facto a toda colaboración con universidades y centro de investigación israelíes situados en territorios ocupados a través del programa marco de I+D+i Horizon 2020.

Los gazatíes buscan evadirse de las penurias y los horrores del bloqueo al que están sometido por Israel y Egipto. Una forma de hacerlo es jugando al fútbol, posiblemente la principal afición de los habitantes del gueto.
Sin embargo, los israelíes, en su afán de hacerles la vida imposible, están intentando acabar con el fútbol gazatí: con sus bombardeos han dañado las infraestructuras deportivas y, además, prohíben viajar a los deportistas y se esfuerzan por impedir que administradores, entrenadores y jugadores del fútbol árabe e internacional viajen a la franja.
Las fuerzas de ocupación han matado, herido y arrestado a muchos futbolistas palestinos, llegando a dispararles a los pies con el fin de arruinarles su vida deportiva. El material deportivo que han confiscado en varias ocasiones solo les es devuelto previo pago de importantes sumas de dinero.
Sigue la huelga de hambre de más de cien presos “administrativos” palestinos en las cárceles israelíes. Otros presos realizan también huelgas de hambre parciales en solidaridad y en las calles se suceden las manifestaciones de apoyo. También está arrancando, aunque tímidamente, una campaña internacional de solidaridad y denuncia de la situación de estos presos.
Los presos “administrativos” permanecen en las cárceles sin ser acusados formalmente de ningún delito (lo que, por otra parte, impide su defensa) y sin juicio. No saben, por tanto, de qué se les acusa y cuándo serán juzgados, si es lo que van a ser, o cuándo saldrán de la cárcel. La detención “administrativa” suele ser por varios meses, pero en muchos casos se prorroga una y otra vez, dándose el caso de presos “administrativos” que llevan años en la cárcel.
Los soldados israelíes han registrado cuatro veces las oficinas de Jóvenes contra los Asentamientos en Hebrón, desde que esta organización publicara, hace dos semanas, en Youtube un vídeo que ha tenido un gran impacto. En el mismo se podía ver al soldado israelí David Adamov amenazando con su fusil a dos adolescentes palestinos, llegando a decir a uno de ellos que le iba a meter dos balas en la cabeza.
El brutal y vergonzoso comportamiento del soldado le ha convertido en un auténtico héroe ante la opinión pública israelí.
En lo que supone una completa inversión de papeles y responsabilidades, el ejército hebreo pretende arrestar al autor del vídeo, al tiempo que ha amenazado a Issa Amro, fundador y director del mencionado grupo, con dispararle mientras le explicaban que los soldados están en Hebrón para proteger a los judíos, no a los palestinos.
Una proporción creciente de niños palestinos detenidos por las fuerzas de ocupación israelíes son sometidos a régimen de aislamiento, duros interrogatorios y malos tratos equivalentes a torturas, según un informe publicado por la sección palestina de Defensa Internacional de los Niños Internacional (DCI- Palestina).
Los niños palestinos presos en régimen de aislamiento pasan una media de diez días en esa situación, pero los hay que han estado aislados hasta 29 días.
En estas condiciones, sometidos a todo tipo de presiones psicológicas y chantajes, los niños firman cualquier declaración que les pongan delante, que, por cierto, suele estar en hebreo.
Todo esto es una colección de violaciones de los derechos humanos y de los derechos de los niños, una de tantas muestras de crueldad a la que ha llegado la mentalidad sionista.