La Yihad Islámica gana apoyo en Gaza, mientras Hamas retrocede

Rasha Abu Yalal

Fuente: Islamic Jihad gains support in Gaza as Hamas declines, Al-Monitor, 10/04/2014

Partidarios de la Yihad Islámica participan en una protesta contra las conversaciones de paz en la ciudad de Gaza, el 10 de enero de 2014 (Foto de REUTERS / Suhaib Salem).

A pesar de la armonía general que existe entre las posiciones políticas de Hamas y la Yihad Islámica respecto al conflicto palestino-israelí, la rivalidad se desarrolla entre bastidores. Las dos organizaciones compiten por atraer las simpatías de los islamistas y aparecer ante la gente como el grupo mejor preparado para conquistar las aspiraciones y las esperanzas del pueblo palestino.

Estos movimientos islamistas emplean varios métodos para ganar apoyos, como las movilizaciones de masas, la distribución de alimentos y dinero entre los pobres, el proselitismo y la insistencia en reivindicaciones palestinas como Jerusalén y el derecho de retorno de los refugiados.

Aunque Hamas es más popular que la Yihad Islámica, un reciente sondeo realizado por el Centro Watan de Estudios e Investigación en la Franja de Gaza sugiere que el apoyo a la Yihad Islámica ha crecido y la popularidad de Hamas ha disminuido. Un 23,3 por ciento de los encuestados expresó su apoyo a Hamas, mientras que un 13,5 por ciento prefiere a la Yihad Islámica. Pero es Fatah el grupo más popular, con el apoyo del 32,9 por ciento. Por su parte, el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) obtiene un 4,2 por ciento y el Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP), un 1,5 por ciento. Un 24,6 por ciento de los encuestados no tenía opinión o no la expresó.

Puesto que la Yihad Islámica no ha participado en elecciones, es difícil determinar su popularidad en ese sentido. Este último sondeo sugiere un aumento de la popularidad del grupo en comparación con los resultados de encuestas anteriores llevadas a cabo por los centros de investigación locales en los últimos años. Por ejemplo, en una encuesta de 2010, la Yihad Islámica registró solo un 1 por ciento de las simpatías frente a otros grupos palestinos. La encuesta del Centro Watan ha consistido en entrevistas a 467 personas de ambos sexos y se llevó a cabo en toda la Franja de Gaza entre el 9 y el 17 de febrero. Los resultados fueron recogidos por varios medios de comunicación a finales de marzo.

La encuesta también ha revelado que la gente apoya en gran medida la resistencia armada para obtener los derechos de los palestinos. De los encuestados, el 60,3 por ciento cree que la resistencia armada es la forma más adecuada para alcanzar los derechos del pueblo palestino si las negociaciones fracasan, mientras que un 6,5 por ciento cree que deben mantenerse las negociaciones.

La responsabilidad de gobierno ha restado popularidad a Hamas, mientras lucha por conducir a Gaza a través de las dificultades asociadas con el bloqueo egipcio-israelí y una serie de crisis económicas y políticas. El analista político Iyad Atalá lo ha explicado: “Hamas sufre una pérdida de popularidad debido al creciente descontento causado por no haber resuelto la crisis de subsistencia, caracterizada por la falta de electricidad y combustible, y la apertura del paso fronterizo de Rafá”. Y añadió: “Hamas llegó al poder en Gaza y comenzó a gestionar los asuntos civiles de los ciudadanos. Eso llevó al movimiento en muchas ocasiones a arrinconar el enfrentamiento militar con Israel, dejando, así, la resistencia militar en manos de la Yihad Islámica, que sí está llevando a cabo respuestas organizadas a los ataques israelíes”.

El 12 de marzo, las Brigadas Al-Quds, ala militar de la Yihad Islámica, lanzó 130 cohetes de fabricación local contra Israel, como parte de un operativo militar denominado Rompiendo el Silencio. El ataque fue una respuesta a la muerte de tres combatientes de la Yihad Islámica. El grupo amenazó con que la respuesta “será de la misma envergadura que las violaciones sionistas, si estas continúan”.

Jader Habib, miembro de la Yihad Islámica, dijo a Al-Monitor que el movimiento se ha vuelto más popular porque ha mantenido la resistencia armada, no ha concedido legitimidad a la existencia de Israel en ninguna parte del suelo palestino y ha permanecido alejado de la gobernanza y la participación en la Autoridad Palestina, que surgió de los Acuerdos de Oslo de 1993. “Somos un movimiento que no permite que Israel quede impune cuando ataca a nuestro pueblo y creemos que participar en el gobierno sería catastrófico. Esa es la razón por la que cada vez nos apoya más gente”, afirmó Habib.

Los resultados de la encuesta del Centro Watan están en la línea de los obtenidos en un estudio de Alam wa Siná, una universidad iraní, basado en encuestas realizadas a 1.263 gazatíes después de los enfrentamientos de marzo de 2012 entre la Yihad Islámica e Israel. La encuesta iraní mostró un cambio claro en las actitudes de los residentes de la franja, consistente en un crecimiento de la popularidad de la Yihad Islámica a expensas de Hamas, debido a la firmeza de la resistencia del primero frente a la ocupación.

Habib dijo que su movimiento, la Yihad Islámica, estaba siguiendo de cerca las encuestas de opinión y afirmó que estas refuerzan la convicción de sus líderes en que la lucha armada es la única manera de conseguir plenamente los derechos palestinos.

Por su parte, Atalá señaló que “Hamas tiene más elementos y más infraestructura que la Yihad Islámica, pero no quiere tener un conflicto continuo con Israel”. Y añadió: “Un nuevo enfrentamiento militar causaría pérdidas materiales que incluirían las casas de los ciudadanos y, posiblemente, las fábricas y los talleres metalúrgicos, lo que causaría un mayor desempleo y más personas sin techo. Esto aumentaría las presiones reivindicativas sobre Hamas”.

El analista político Hasan Abdo dijo que la decisión de la Yihad Islámica de seguir con la resistencia armada y de responder de forma inmediata a los ataques israelíes son las principales razones de su creciente popularidad. Sostuvo que las respuestas inmediatas a los ataques de la ocupación inspiran a la gente, se ganan su admiración y cumplen con el deseo de no permitir que las acciones de Israel queden impunes.

Abdo también señaló que la Yihad Islámica ha mantenido sus principios políticos, a pesar de los cambios locales y regionales que se han producido. Prueba de ello es que el grupo sigue apoyando a sus aliados en Siria e Irán a pesar de sus actuales crisis. Abdo cree que esto se suma a la impresión que tienen los palestinos de que la Yihad Islámica es más coherente en sus posiciones que Hamas.

Según Atalá, la alianza de la Yihad Islámica con Siria e Irán permite que el movimiento no guarde silencio ante los ataques israelíes. “La firme adhesión de la Yihad Islámica al eje Siria-Irán es una fuente de fortaleza, sobre todo ante la falta de financiación árabe del movimiento”, añadió. Por otro lado, señaló, la alianza de Hamas con Catar no ha sido bien recibida por los gazatíes. La alianza de Hamas y Catar “es algo que los palestinos no quieren […] Los palestinos respetan a Catar por su ayuda económica, pero temen el juego político de Catar debido a sus buenas relaciones con EEUU e Israel”.


Rasha Abu Yalal es escritora y periodista independiente de Gaza, especializada en información política y temas humanitarios y sociales relacionados con la actualidad.

Traducción: Javier Villate