Ser niño (palestino, por supuesto) bajo la ocupación israelí

Una colección de 22 fotografías con los niños palestinos bajo la ocupación israelí como leitmotiv

Son niños reprimidos por las fuerzas israelíes de ocupación, detenidos, golpeados, torturados… Niños aterrorizados, que se mean en los pantalones. Niños traumatizados, marcados por el horror y el espanto que provocan los soldados de las SS sionistas, soldados terroristas, apologetas del asesinato de mujeres, fetos y niños, soldados arrogantes, prepotentes, racistas, brutales, radicalmente inmorales.

Son niños que tiran piedras a quienes les oprimen de forma asfixiante día tras día, en los pueblos, los barrios, las carreteras, las escuelas y en sus propias casas. Como decía la gran periodista israelí Amira Hass, bajo la ocupación, tirar piedras a los ocupantes es un deber moral.

Son niños valerosos, que se enfrentan a los tanques de uno de los ejércitos más poderosos del mundo. Pero son niños desgarrados por la violencia criminal de las fuerzas de ocupación, por los disparos con munición real, con botes de humo, con aguas fétidas, con granadas aturdidoras, cuando no con bombas, con fósforo blanco y vaya usted a saber con qué armas químicas y biológicas más. Por la violencia de las detenciones, las suyas y las de sus padres y hermanos y tíos y amigos… hasta meter entre rejas a una quinta parte de la población palestina.

Por la violencia de los colonos, que se refugian en la impunidad que les concede el gobierno ocupante y en el respaldo que reciben de las fuerzas armadas israelíes. Por la violencia de las demoliciones de sus casas, sus escuelas, sus mezquitas, sus pozos de agua, sus corrales, sus infraestructuras… Por la violencia de los check points o puestos de control, donde unos soldados prepotentes deciden arbitrariamente si los niños pueden ir a la escuela o no, o al hospital, o a las casas de sus familiares y amigos.

Estos niños y niñas son el futuro de Palestina, de una Palestina libre, libre del odio y el racismo sionista, donde convivan en paz y cooperación judíos y musulmanes y cristianos y ateos y drusos, mujeres y hombres… con iguales derechos.

Para ellos y ellas todo nuestro cariño.

Ver las fotografías en mi álbum Ser niño bajo la ocupación israelí

One thought on “Ser niño (palestino, por supuesto) bajo la ocupación israelí

Los comentarios están cerrados.