Libro israelí difunde información sobre el robo de órganos de cadáveres palestinos

La antropóloga israelí Meira Weiss ha revelado la existencia de robos masivos de órganos de cadáveres palestinos que luego han sido utilizados para fines educativos o trasplantes para pacientes israelíes.

Instituto Forense de Abu Kabir, donde tuvieron lugar los robos de órganos de palestinos muertos.

En un nuevo libro, Weiss dice que visitó el instituto forense de Abu Kabir, un laboratorio israelí de investigación forense situado en el barrio de Abu Kabir de Tel Aviv, entre los años 1996 y 2002. En ese periodo investigó lo que el citado instituto hacía con los cuerpos sin vida de algunos israelíes, sobre todo el del ex primer ministro Isaac Rabin después de que fuera asesinado, así como los de soldados israelíes y palestinos de los territorios ocupados.

Weiss descubrió que los empleados del instituto separaban los cuerpos de los judíos y de los palestinos y, después, extraían órganos de los cadáveres palestinos a petición del ejército hebreo.

La antropóloga señaló que los órganos de los palestinos eran trasplantados en pacientes israelíes o se utilizaban con fines educativos en escuelas de medicina. Y dijo, así mismo, que durante la primera intifada de 1987, muchos cadáveres palestinos llegaban al instituto, donde se les hacía la autopsia y se les extraía los órganos.

Algunos empleados del instituto reconocieron que 1987 fue una época dorada, ya que muchos cadáveres palestinos fueron diseccionados y sus órganos extraídos sin ningún problema, sin ningún riesgo.

En su libro, Weiss sostiene que lo que sucedió en esos años era ilegal, aunque el personal directivo del instituto se limitara a seguir las órdenes del ejército.

El libro de Weiss ha reivindicado las denuncias que hicieron las familias de los palestinos cuyos órganos fueron robados.

Fuente: Israeli book divulges details about organ thefts from Palestinian corpses, The Palestinian Information Center

Más información en:

3 thoughts on “Libro israelí difunde información sobre el robo de órganos de cadáveres palestinos

  1. Francamente, supera todo lo imaginable. Cuesta creerlo. Pero es así ya había denuncias sobre esto antes.

  2. La vuelta de tuerca que hace esta cuestion màs abominable todavìa es que cuando las voces de los palestinos desesperados (por lo que les había pasado a sus hijos, por ejemplo) alcanzaron la luz pública con el trabajo de periodistas valerosos, las autoridades israelìes y la red que encubre las atrocidades sionistas (no sólo esta del robo de organos) se dedicó a calumniar a tales periodistas, acusàndolos de antisemitas y falsarios. Se les hizo la vida imposible, se los impugnó profesionalmente. Como fue el caso con Donald Bostrom, periodista sueco, “amonestado” hasta por “autoridades” diplomàticas…
    Luis

Los comentarios están cerrados.