¿Quieres boicotear a Israel? Pronto habrá un programa para eso

Abas Naqvi

Fuente: Want to boycott Israel? There will soon be an app for that, Mondoweiss, 13/03/2014

Con las recientes e importantes victorias del movimiento BDS (Boicot, Desinversiones, Sanciones), Israel está viendo crecer la presión de la comunidad internacional para que cumpla el derecho internacional.

Además, destacadas personalidades han expresado su solidaridad con el boicot suspendiendo actos y visitas ya programadas. A finales del año pasado, Stephen Hawking canceló una visita a Israel por respeto a una petición de la sociedad civil palestina. Stevie Wonder, artista legendario y embajador de la ONU, también decidió cancelar un concierto organizado por Amigos de las FDI (Fuerzas de Defensa de Israel).

Pero el boicot no es algo en lo que únicamente participa gente conocida.

Debido a las diferentes facetas y enfoques flexibles incluidos en el movimiento BDS, el boicot del consumidor es una buena forma de participación de la gente normal.

Además, los simpatizantes del movimiento tendrán pronto acceso a una nueva aplicación de smart-phone, que les ayudará a participar de forma más activa en el movimiento. Esta aplicación hará que sea más fácil para los consumidores tomar decisiones que apoyen los valores del BDS.

Esta aplicación no solo contendrá una base de datos exhaustiva de los productos, con sus nombres y descripciones, el papel que juegan e informaciones de las campañas, sino que también vendrá equipada con un escáner de códigos de barras. En lugar de tener que realizar búsquedas interminables en la Web o de depender del boca a boca, los consumidores podrán identificar de forma dinámica y veloz aquellos productos cuyo boicot es promovida por el movimiento BDS; todo ello a través del smart-phone. Todos los productos incluidos en la base de datos de la aplicación serán investigados minuciosamente por los activistas BDS.

La aplicación BDS es una importante herramienta que favorecerá la participación de la gente en las campañas de boicot de los consumidores. Son cada vez más los que están en contra de los patés de garbanzos Sabra y Tribe, Hewlett-Packard (HP), AHAVA, SodaStream y Veolia. Estos boicots no solo crean animosidad hacia empresas que son cómplices de las violaciones de los derechos humanos, sino que también promueven espacios creativos para conversar, informar y comprometer a la gente sobre Palestina.

Las tecnologías de nueva generación, como Twitter, Facebook e internet, han jugado un papel importante en la difusión del movimiento BDS. Estos medios han conseguido forzar a algunos a responder públicamente a las acusaciones formuladas contra ellos. Por ejemplo, Moddi, un conocido músico de origen noruego, pidió opiniones y comentarios en su página de Facebook sobre un concierto que tenía proyectado realizar en Israel. Al final, anunció que iba a cancelarlo en solidaridad con el movimiento BDS y en apoyo a los derechos humanos de los palestinos.

Boycott from Within [un grupo de judíos y árabes israelíes que apoyan al movimiento BDS, N. del T.] y la Campaña por el Boicot Académico y Cultural de Israel de EEUU (USACBI, por sus siglas en inglés), dos importantes organizaciones israelí y estadounidense, respectivamente, que apoyan al movimiento BDS, tienen miles de seguidores en Twitter y utilizan regularmente esta red social para sus actividades.

Omar Barguti, uno de los fundadores del movimiento, escribió recientemente un artículo en The Nation en el que describía estas últimas tendencias como un “punto de inflexión” del movimiento.

Políticos israelíes y estadounidenses, entre ellos Benjamín Netanyahu y John Kerry, se han visto obligados a reconocer esta intensa presión del movimiento BDS.

Por otra parte, un amplio abanico de instituciones están apoyando al BDS. Por ejemplo, dos importantes asociaciones académicas han aprobado hace poco resoluciones en favor del boicot académico a las instituciones israelíes: la Asociación de Estudios Asiáticos y la Asociación de Estudios Americanos.

Sin embargo, a pesar de los grandes avances que el movimiento ha hecho en los últimos años, la participación directa del ciudadano medio está todavía lejos de lo que podría ser. Pero gracias a los smart phones, la aplicación BDS puede cambiar esa situación. Ciertamente, las nuevas tecnologías ofrecen grandes posibilidades para llevar al movimiento un escalón más arriba, debido a su accesibilidad y facilidad de uso.

Esperamos que esta revolucionaria aplicación, desarrollada por un equipo de voluntarios a lo largo de más de un año, ofrezca una vía más para promover la libertad y la justicia en Palestina. Favoreciendo que el ciudadano medio toma decisiones conscientes, esperamos que el movimiento BDS crezca aún más.

Échale una ojeada a la versión beta, que saldrá pronto. Para tener una información actualizada, puedes registrarte en nuestro sitio: http://bdsapp.org/index/.


Abas Naqvi nació y se crió en Nueva York, y vive en Filadelfia. Está realizando actualmente su doctorado en Biología. Es uno de los fundadores de PennBDS y participa activamente en PhillyBDS y en otras iniciativas nacionales e internacionales.

Traducción: Javier Villate