La Tierra Prometida: origen del fanatismo judío

01 Yavé dijo a Abram: «Deja tu país, a los de tu raza y a la familia de tu padre, y anda a la tierra que yo te mostraré.

02 Haré de ti una gran nación y te bendeciré; voy a engrandecer tu nombre, y tú serás una bendición. 

03 Bendeciré a quienes te bendigan y maldeciré a quienes te maldigan. En ti serán bendecidas todas las razas de la tierra.» 

04 Partió Abram, tal como se lo había dicho Yavé, y Lot se fue también con él. Abram tenía setenta y cinco años de edad cuando salió de Jarán. 

05 Abram tomó a su esposa Saray y a Lot, hijo de su hermano, con toda la fortuna que había acumulado y el personal que había adquirido en Jarán, y se pusieron en marcha hacia la tierra de Canaán. 

06 Entraron en Canaán, y Abram atravesó el país hasta llegar al lugar sagrado de Siquem, al árbol de Moré. En aquel tiempo los cananeos ocupaban el país. 

07 Yavé se apareció a Abram y le dijo: «Le daré esta tierra a tu descendencia.» Allí Abram edificó un altar a Yavé que se le había aparecido. 

Génesis, 12:1-7

O sea, que dios le entregó a Abraham (entonces Abram) la tierra de Canaán, que pertenecía a los cananeos. Por tanto, desposeyó a los cananeos de su tierra, al parecer por mero capricho.

Y este es el origen de todos los males de los nativos de Palestina. La decisión de dios de entregar la tierra de Canaán al “pueblo” de Abraham. Solo una ideología fanática puede argumentar que una tierra pertenece a cierta gente porque dios se la ha entregado. Pero es eso lo que está en la base argumental (?) del sionismo.

Espero que veamos a lo largo de esta serie que no hay “derechos históricos” de los judíos sobre Palestina, aunque sí hay un “derecho divino” que, como tal, en los siglos XX y XXI, equivale a hablar de una mera fantasía. Fanatismo y fantasía (divina o humana, lo mismo da) van de la mano. Les une la falta de racionalidad y las consecuencias desastrosas.

One thought on “La Tierra Prometida: origen del fanatismo judío

Los comentarios están cerrados.