Desde Rusia con amor

Dice un comentario de Youtube: “¡Qué mundo tan loco, encantador y siempre cambiante! ¡Quién podría haber pensado que en 2012 unos jóvenes de Moscú bailarían en un flash mob una vieja canción norteamericana de hace 83 años, escrita por un ruso norteamericano y judío de nacimiento!”.