¿Por qué las concesiones de Irán no conducirán a un acuerdo nuclear?

Patrick Cockburn

Fuente: Why Iran’s Concessions Won’t Lead to a Nuclear Agreement, CounterPunch, 11/11/2013

¿Se ha perdido la mejor oportunidad para llegar a un acuerdo sobre el programa nuclear de Irán?

Washington y Teherán siguen dispuestos a alcanzar un acuerdo, pero sus opositores tienen una fuerza formidable. Entre estos opositores tenemos a los republicanos y muchos demócratas de EEUU, Israel, Arabia Saudí, las monarquías del Golfo y Francia. La ocasión para avanzar hacia un acuerdo provisional se ha perdido este fin de semana.

En Teherán, el presidente Hasan Rouhani lo ha tenido fácil hasta ahora debido a su reciente elección y al apoyo del líder supremo Alí Jamenei. Pero si se considera que está ofreciendo demasiadas concesiones sobre el programa nuclear y no obtiene, a cambio, contrapartidas suficientes en términos de una relajación de las sanciones económicas, entonces él y sus simpatizantes podrían ser políticamente vulnerables. Hay indicios de que esto ya está sucediendo.

Los reformistas iraníes podrían acusar también las denuncias de estar negociando desde una postura de debilidad, ya que las sanciones económicas están ejerciendo una presión insostenible sobre el país. Si este argumento fuera cierto, Israel, Francia y Arabia Saudí podrían argumentar que más sanciones y durante más tiempo obligarán a Irán a hacer más concesiones.

No hay duda de que las sanciones están teniendo graves consecuencias en la economía iraní, pero eso no significa que el país esté dispuesto a sacrificar su programa nuclear. La política de confrontación defendida por buena parte del Congreso de EEUU podría, sin embargo, llevar a Teherán a decidir construir la bomba atómica. Esta decisión se basaría en la creencia de que, en realidad, la campaña internacional contra el programa nuclear iraní no es más que una parte del plan general de derribar el régimen instalado tras la caída del Sha en 1979. Con otras palabras, las concesiones iraníes sobre la cuestión nuclear no conducirían a un acuerdo, porque el objetivo real es un “cambio de régimen”.

Por otra parte, la decisión del presidente Obama de no lanzar ataques aéreos contra Siria, un aliado crucial de Irán, tras el uso de armas químicas el 21 de agosto, ha originado una cierta distensión del ambiente político. Esto podría ser revertido si el Congreso de EEUU aprobara sanciones aún más duras y las amenazas de intervención militar por parte de Israel se intensificaran. Mucho dependerá de cuánto capital político esté dispuesto a gastar Obama para conseguir un acuerdo y frustrar las perspectivas de aquellos que creen que la confrontación con Irán es más eficaz que la diplomacia.


Patrick Cockburn es autor de Muqtada: Muqtada al-Sadr, the Shia Revival, and the Struggle for Iraq.

Traducción: Javier Villate