Otro rabino racista y antiárabe

Hace unos días comentábamos las ideas racistas y filonazis del rabino Yosef. Ahora otro destacado rabino de Israel viene a reforzar nuestras conclusiones.

Dov Lior, rabino jefe del asentamiento judío de Kiryat Arba, en la región de Hebrón, ha declarado que “no está lejos el día en que nuestra tierra esté limpia de terroristas”.

Lior se ha destacado por su apasionada defensa de la recuperación de Eretz Israel, el Gran Israel histórico que abarcaría grandes extensiones de territorios actualmente situados en países árabes. Lior quiere empezar por recuperar el Monte del Templo, en la actualidad bajo jurisdicción musulmana. “Nuestra generación debe reclamar el Monte del Templo”.

Este rabino ultraortodoxo dice que los palestinos “pueden irse a Arabia Saudí”. Una opinión muy extendida entre los judíos de Israel. Los palestinos, como árabes que son, tienen muchos países a los que ir (Jordania, Arabia Saudí, etc.), pero los judíos solo tienen la Tierra de Israel, que les pertenece por derecho bíblico. Integrismo puro y duro, con suplementos racistas y expansionistas. Los verdaderos invasores son los palestinos.

“No estoy diciendo que no debamos ayudarles desde un punto de vista humanitario. Si es necesario, construiremos establos para sus camellos. En Arabia Saudí, no aquí”, explicó Lior.

En 2011, el rabino llamó a los árabes “conductores de camellos”, en un mal disimulado racismo. Y añadió que eran “lobos” que “odian la paz”.

El rabino Dov Lior podrá ser un extremista político, pero sus ideas son compartidas por una gran parte de la población judía de Israel, tal vez la mayoría.