Casi la mitad de los judíos de Israel apoya la discriminación contra los no judíos

Casi la mitad de los judíos israelíes apoyan la noción de Israel como estado judío, según ha revelado una encuesta publicada este domingo.

El Centro de Encuestas Guttman del Instituto Democracia Israel ha publicado una extensa encuesta de opinión pública en Israel. Uno de sus resultados no puede sorprender a nadie: el 74,8 por ciento de los judíos de Israel cree que el estado “puede ser judío y democrático”, o sea, la cuadratura del círculo: un estado étnico-confesional que no reconoce los mismos derechos a todos sus ciudadanos debido a su origen racial (racismo institucional) y que se autodenomina democrático… como podría autodenominarse “paraíso celestial”, ya puestos.

¡Árabes a las cámaras de gas! o por qué hablamos de sionismo nazi.

Una tercera parte de los palestinos de Israel comparte esta idea, según el estudio.

Alrededor del 32 por ciento de los judíos cree que la naturaleza judía del estado de Israel es más importante, mientras que el 37 por ciento prefiere que sea un estado judío y democrático igualmente.

Casi el 48 por ciento de los judíos de Israel cree que los ciudadanos judíos deben tener más derechos que los ciudadanos no judíos, mientras que un 68 por ciento opina que la división entre judíos y palestinos es la fuente más importante de fricciones en la sociedad israelí.

Aproximadamente un 43 por ciento de judíos israelíes apoya políticas gubernamentales que alienten a los palestinos a abandonar Israel, según el estudio. Aunque esta cifra es ligeramente inferior a la de años anteriores, sugiere un muy importante apoyo de la población judía a las políticas de “transferencia” de palestinos propuestas por los partidos derechistas.

Más del 47 por ciento de los judíos israelíes expresaron su rechazo a tener como vecinos a una familia palestina y un 56,9 por ciento no quiere tener a inmigrantes extranjeros en su vecindario. Los trabajadores extranjeros proceden, fundamentalmente, de África y el este de Asia, y su presencia en Israel ha sido causa de grandes protestas en los últimos años.

Solo un 28 por ciento de los “árabes israelíes” tienen un sentimiento de pertenencia al estado de Israel.

El 61 por ciento de los israelíes —judíos y palestinos— siente que tiene “poca o ninguna capacidad para influir en las decisiones del gobierno”.

Más de 760.000 palestinos fueron obligados a exiliarse cuando se creó el estado de Israel en 1948. Hoy, estos refugiados se han convertido en 4,8 millones que viven en campamentos de refugiados en Gaza, Cisjordania y los países árabes vecinos. Una de las mayores operaciones de limpieza étnica del siglo XX… que continúa en el XXI.

Alrededor de 160.000 palestinos pudieron quedarse en el recién creado estado de Israel. Ahora son 1,36 millones, junto con sus descendientes, lo que representa aproximadamente una quinta parte de la población del país.

La encuesta no incluyó a los 2,5 millones de palestinos que viven en Cisjordania bajo la ocupación militar israelí desde 1967, ni tampoco a los 1,7 millones de palestinos de la Franja de Gaza, la mayor prisión a cielo abierto del mundo, un gueto aislado desde 2007 y asediado por tierra, mar y aire por las fuerzas de ocupación israelíes.

Fuente: Nearly half of Jewish Israelis support discrimination against non-Jews