20 años robando el agua de los palestinos

EWASH

Fuente: Hung out to dry – 20 years of denying Palestinian water rights, Thirsting for Justice, 12/09/2013

El 13 de septiembre de 2013 marca el XX aniversario de la firma de los Acuerdos de Oslo. Desde entonces, los palestinos no han avanzado nada en la recuperación de sus derechos básicos sobre su agua. En Cisjordania, los palestinos tienen acceso a menos agua per cápita que la que tenían en 1993, debido a la continuada explotación por parte de Israel del acuífero de montaña y las restricciones impuestas sobre el desarrollo de la infraestructura hidrológica básica de los palestinos.

En consecuencia, los palestinos dependen cada vez más del agua comprada a Israel para cubrir sus necesidades básicas. En la Franja de Gaza, menos del 5 por ciento del agua extraída del acuífero de la costa —el único recurso hídrico disponible para los palestinos debido a las injustas asignaciones de agua y al bloqueo de Israel— es potable.

La negación de los derechos sobre el agua palestina ha sido un hecho permanente tras los citados acuerdos de Oslo. El acceso seguro, fiable y adecuado a los recursos hídricos  es un derecho básico y no debería ser objeto de negociación ni formar parte de un acuerdo final. Ya es hora de pensar al margen de los acuerdos de Oslo. Es hora de actuar acerca de los derechos sobre el agua.

Los hechos

  • Los acuerdos de Oslo dejaron casi todos los recursos hídricos compartidos de los Territorios Palestinos Ocupados en manos de Israel. Las asignaciones del agua de estos recursos concedidas a los palestinos han permanecido en los niveles de 1995 (acuerdos Oslo II), a pesar de que la población palestina se ha doblado desde entonces.
  • En la actualidad, los palestinos no utilizan más del 10 por ciento de los recursos hídricos compartidos, mientras que Israel explota el resto [1]. De acuerdo con la legislación internacional sobre el agua, estos recursos deben ser compartidos de forma equitativa y razonable.
  • El consumo doméstico promedio de los palestinos que viven en Cisjordania es de 70 litros per cápita al día (pcd). El “mínimo absoluto” recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 100 litros pcd. En Israel, ese consumo es de 300 litros pcd [2]. Los palestinos tienen el índice de acceso a recursos hídricos más bajo de la región, comparado con Jordania, Líbano, Siria e Israel [3].
  • Debido en gran parte a las restricciones israelíes que impiden la rehabilitación y el desarrollo de la infraestructura hidrológica básica, las cantidades de agua que los palestinos han extraído de los acuíferos de montaña de Cisjordania han caído desde los 138 millones de metros cúbicos en 1999, a 113 en 2007 [4] y 86,9 millones de metros cúbicos en 2011 [5].
  • La dependencia de los palestinos del agua comprada a Israel ha crecido en Cisjordania. En 2004, la autoridad palestina del agua compró a Israel 38 millones de metros cúbicos; en 2011, esta cantidad creció hasta los 52 millones de metros cúbicos.
  • En 2011, solo funcionaban en Cisjordania 264 pozos de agua palestinos [6]; en 1967, antes de la ocupación, había 774 [7].
  • Los colonos israelíes del valle del Jordán consumen un promedio de agua 81 veces mayor que los palestinos de Cisjordania [8].
  • Unos 50.000 palestinos de 151 comunidades viven con menos de 20 litros pcd, que es la cantidad mínima recomendada por la OMS para “sobrevivir a corto plazo” en situaciones de emergencia y catastróficas [9].
  • La demolición efectuada por las fuerzas de ocupación israelíes de infraestructuras hidrológicas y de saneamiento básicas de los palestinos —tales como pozos, cisternas, tanques de agua de lluvia, letrinas y unidades de tratamiento de aguas residuales— ha sido una constante desde la ocupación y sigue siendo la principal causa de los desplazamientos de palestinos, especialmente en el Área C [10].
  • Según los acuerdos de Oslo, Israel está obligada a vender aproximadamente 5 millones de metros cúbicos al año a Gaza, una cantidad que se calculó en base a la población palestina existente entonces: 748.000 habitantes. Hoy, esa población se ha multiplicado por dos, pero la cantidad de agua vendida sigue siendo la misma [11].
  • La parte del acuífero de la costa que corresponde a la Franja de Gaza está siendo sobreexplotada, extrayéndose dos veces más del máximo sostenible para cubrir las necesidades de una población en crecimiento, lo cual ha provocado su agotamiento y su contaminación. Se espera que la demanda de agua potable crezca un 60 por ciento para 2020 [12].
  • El 95 por ciento del agua extraída del acuífero de la costa en la Franja de Gaza está contaminado con niveles peligrosos de nitratos y cloruros, lo que la convierte en inadecuada para el consumo humano.
  • El acuífero de la costa de la Franja de Gaza podría volverse completamente inutilizable para el consumo humano en 2016 y habrá sufrido un daño irreversible para 2020, sin que existan recursos hídricos alternativos a la vista [13].

Notas:

  1. Palestinian Water Authority, Palestine: The Right to Water, 2012.
  2. Amnesty International, Troubled Waters: Palestinians Denied Fair Access to Water, 2009, http://www.amnesty.org/en/library/asset/MDE15/027/2009/en/e9892ce4-7fba-469b-96b9-c1e1084c620c/mde150272009en.pdf
  3. World Bank, Assessment of Restrictions on Palestinian Water Sector Development, 2009, http://siteresources.worldbank.org/INTWESTBANKGAZA/Resources/WaterRestrictionsReportJuly2009.pdf
  4. Íbid.
  5. Palestinian Water Authority, 2011 Annual Status Report on Water Resources, Water Supply, and Wastewater in the Occupied State of Palestine, 2012.
  6. Palestinian Water Authority, 2011 Annual Status Report on Water Resources, 2012.
  7. World Bank, Assessment of Restrictions on Palestinian Water Sector Development, 2009.
  8. EWASH, Factsheet 14: Water for Agriculture in the West Bank, marzo 2013, http://www.ewash.org/files/library/WB%20factsheet%20fianl%20march%209%5B1%5D.pdf.
  9. EWASH, Down the Drain: Israeli Restrictions on the WASH Sector in the Occupied Palestinian Territory and Their Impact on Vulnerable Communities, marzo 2012, http://www.ewash.org/files/library/Down%20the%20Drain%20-%20Israeli%20restrictions%20on%20the%20WASH%20sector%20in%20the%20Occupied%20Palestinian
  10. En 2012, 514 propiedades palestinas fueron demolidas en el Área C, incluyendo 165 casas y 375 estructuras e infraestructuras productivas, ocasionando el desplazamiento de 815 personas. En Jerusalén Este, fueron demolidas otras 64 estructuras palestinas, desplazando a 22 personas. Véase UNOCHA, Fragmented Lives: Humanitarian Overview 2012, mayo 2013, http://www.ochaopt.org/documents/ocha_opt_fragmented_lives_annual_report_2013_english_web.pdf. 
  11. Bennett Zimmerman et al, The Million Person Gap: the Arab Population in the West Bank and Gaza, 2006, http://www.biu.ac.il/Besa/MSPS65.pdf.
  12. UNSCO, Gaza  in 2020: A liveable Place?, 2012, http://unispal.un.org/pdfs/GazaIn2020.pdf.
  13. Íbid.

Traducción: Javier Villate