Diez razones para oponerse a la intervención extranjera en Siria

Stop the War Coalition

Fuente: Syria: Ten Reasons Why We Oppose Intervention

  1. La intervención en Siria tendría enormes consecuencias regionales y globales. El conflicto ya se está extendiendo a Líbano y Turquía y podría encender la chispa de una guerra regional que implicaría a Arabia Saudí, Catar, Irak e Irán. Como dijo el ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, “Siria no es Libia, no implosionará, sino que explosionará más allá de sus fronteras”.
  2. En los últimos diez años, la Guerra contra el Terror ha desestabilizado drásticamente Oriente Medio. La intervención de EEUU y sus aliados no ha traído más que sangre y destrucción a Irak y Afganistán. No hay razones para pensar que el resultado sería diferente en Siria.
  3. La intervención extranjera negaría al pueblo sirio el derecho a determinar su propio futuro. Colocaría el liderazgo de la oposición en manos de las potencias occidentales y sus aliados, que actuarían persiguiendo sus propios intereses.
  4. Las terribles violaciones de los derechos humanos por parte de Asad no ha preocupado a las potencias occidentales en el pasado. Estados Unidos envió detenidos a Siria para que fueran interrogados y torturados como parte de la “guerra global contra el terror”. Aviones sirios se unieron al ataque de EEUU contra Irak en 1991.
  5. Los principales aliados de Occidente en la intervención, especialmente Arabia Saudí y Catar, no tienen ningún interés en la democracia en Oriente Medio. Están entre los regímenes más autoritarios de la región y han hecho todo lo que han podido para aplastar a los movimientos democráticos.
  6. Estados Unidos y sus aliados ya están interviniendo con armas, dinero y acciones encubiertas. A comienzos de este año, el presidente Obama autorizó a la CIA a apoyar a la oposición en su intento por derribar el régimen de Asad. Esto no puede hacer más que inflamar aún más lo que la Cruz Roja reconoce ya que es una guerra civil.
  7. Si EEUU y Reino Unido estuvieran realmente interesados en promover la democracia en la región, no estarían suministrando armas a las tiranías de Arabia Saudí y Bahréin.
  8. Estados Unidos ha obstaculizado reiteradamente los esfuerzos diplomáticos para encontrar una solución al conflicto. Por ejemplo, ha exigido que el Consejo de Seguridad vote según el Capítulo 7, que establece el escenario para una intervención militar, y se ha opuesto a que Irán participe en unas negociaciones.
  9. La intervención de 2011 en Libia comenzó con una zona de exclusión aérea. Y supuso un drástico aumento en el número de víctimas: decenas de miles murieron después de que se iniciaran los bombardeos. Lo mismo sucedería en Siria.
  10. Un ataque contra Irán sigue siendo el objetivo final de EEUU. La intervención en Siria no es más que un paso más hacia ese objetivo.

Traducción: Javier Villate