Informe de la ONU sobre la violencia sexual en el Congo

Un nuevo informe de los inspectores de derechos humanos de la ONU dice que las fuerzas armadas de la república democrática del Congo han violado a más de 102 mujeres y 33 niñas, algunas de solo seis años.

La mayoría de estos casos se produjeron cuando las tropas congoleñas se retiraron, en noviembre de 2012, ante el avance de los rebeldes del M23, conocido como Movimiento 23 de Marzo.

El informe ofrece relatos de víctimas y testigos, que hablan de violaciones en grupo, asesinatos, ejecuciones arbitrarias y otras graves violaciones de los derechos humanos.

Pero tampoco los rebeldes del M23 escapan a las denuncias. El informe afirma que tienen documentados al menos 59 casos de violencia sexual, 11 ejecuciones arbitrarias, reclutamiento de niños, trabajos forzosos, tratos crueles, inhumanos y degradantes y pillajes.

El informe detalla el modus operandi de los militares:

Los soldados de las fuerzas armadas de la República Democrática del Congo entraban en las casas, normalmente en grupos de 3 a 6, y, después de amenazar a sus habitantes, saqueaban todo lo que podían encontrar. Uno o dos soldados se iban con las cosas robadas y al menos otro se quedaba de guardia mientras el resto violaba a las mujeres y las niñas en la casa. Las víctimas eran amenazadas de muerte si gritaban; algunas eran violadas a punta de pistola. La mayoría fueron violadas por más de un soldado. Casi todos los casos de violación documentados por la UNJHRO (Oficina Conjunta de Derechos Humanos de la ONU) incluían amenazas de muerte y actos adicionales de violencia física.

Bajo la presión internacional, el gobierno congoleño ha llevado a cabo investigaciones, reuniendo alrededor de 400 testimonios de víctimas, testigos y sospechosos, según sus propias afirmaciones. Al parecer, se han practicado varios arrestos y varios oficiales han sido suspendidos de sus cargos.

La ONU ha exigido que estas investigaciones sean efectuadas de forma independiente y creíble, y que sean sistemáticas y exhaustivas.

La República Democrática del Congo ha sido denominada la “capital mundial de la violencia sexual”. En un documental de la PBS titulado “Una conversación con Eve Ensier: Femicidio en el Congo”, la activista Christine Schuler Deschryver dijo que en el Congo Oriental hubo más de 200.000 víctimas de violaciones.

Fuente: UN report highlights Congo’s continuing rape crisis