Los ataques israelíes contra Siria estuvieron coordinados con Al Qaeda

Paul Joseph Watson

Fuente: Source: Israeli Airstrike on Syria Coordinated With Al-Qaeda Militants, Alex Jone’s Infowars.com, 6/05/2013

El ataque de Israel contra Siria estuvo programado para preceder a una ofensiva rebelde de Al Qaeda contra las fuerzas del presidente Bachar Al Asad, según fuentes de servicios de inteligencia egipcios y jordanos, lo que pone de manifiesto, una vez más, cómo los yihadistas están haciendo el trabajo sucio de las potencias mismas a las que dicen oponerse.

“El ataque aéreo que Israel ha llevado a cabo hoy contra Siria ha sido coordinado con Turquía, la cual, a su vez, lo coordinó con ataques rebeldes en toda Siria, programados para coincidir con el ataque israelí”, han dicho las fuentes citadas al presentador de la WABC y periodista del New York Times Aaron Klein.

Aunque los rebeldes sirios no tuvieron conocimiento previo del ataque israelí, sí se les dijo cuándo debían lanzar una nueva ofensiva con el fin de aprovecharse del mismo. Al parecer, el ataque aéreo de las fuerzas hebreas mató a unos 100 soldados sirios.

“Cuando las fuerzas aéreas israelíes se retiraron, comenzó el avance rebelde”, dijo una fuente de los servicios de inteligencia egipcios a Klein.

En las semanas que precedieron al ataque israelí, el ejército sirio había conseguido destacadas victorias contra los rebeldes del Ejército Libre Sirio (ELS), recuperando el control de áreas centrales de Homs justo días antes del ataque. Pero la agresión israelí facilitó el avance de los rebeldes hacia Damasco, donde lanzaron una fuerte ofensiva contra el ejército sirio, que se extendió a todo el país.

Como dijimos ayer, Israel y EEUU están dependiendo de Al Qaeda para desestabilizar a sus enemigos en la región.

Israel no solo ha apoyado a los rebeldes dirigidos por Al Qaeda en Siria, llegando a levantar hospitales de campo para atender a los combatientes heridos, sino que en 2002 se descubrió que estaba creando un grupo de Al Qaeda con el fin de justificar ataques contra los palestinos de la Franja de Gaza.

Estados Unidos e Israel han armado y financiado durante años a grupos afiliados a Al Qaeda en Irán, para que perpetren asesinatos y atentados terroristas.

Las potencias de la OTAN armaron y financiaron al Grupo Combatiente Islámico Libio, afiliado a Al Qaeda, para que derrocara al coronel Gadafi en 2011.

Recientemente, se reveló que el Departamento de Estado de EEUU contrató a militantes vinculados a Al Qaeda para “defender” la misión diplomática de Bengasi, que fue posteriormente objeto de un atentado terrorista.

Así las cosas, nuestra caracterización de Barack Obama como el “cabecilla global de Al Qaeda” parece cada vez más precisa.

También se ha dicho que los mismos terroristas apoyados por EEUU e Israel son, probablemente, los responsables de un reciente ataque con armas químicas, la llamada “línea roja” que, según la administración Obama, justificaría una intervención militar (pero solo si puede culparse a las fuerzas de Asad).

“Los investigadores de la ONU han reunido testimonios de víctimas de la guerra civil de Siria y de personal médico que indican que las fuerzas rebeldes han utilizado gas sarin, dijo uno de estos investigadores el domingo”, según Reuters.

“Nuestros investigadores han estado en los países vecinos para entrevistarse con víctimas, médicos y personal de hospitales de campo, y según sus informaciones, hay fuertes y concretas sospechas del uso de gas sarin, aunque no son pruebas incontrovertibles, de cuyos efectos están siendo tratados”, dijo Del Ponte en una entrevista con la televisión italo-suiza.

INFOWARS ha documentado varios casos en los que rebeldes apoyados por EEUU han sido grabados mientras probaban armas químicas o discutían sobre su uso. Pero estas informaciones han sido ignoradas por los medios corporativos, los cuales se aferran rápidamente a cualquier indicio de que las fuerzas de Asad están haciendo lo mismo, aunque sin prueba alguna y sin explicaciones de por qué el ejército sirio emplearía armas químicas, a pesar de que eso no le daría ninguna ventaja militar y, sin embargo, provocaría las condenas de todo el mundo e incrementaría las oportunidades de una intervención militar extranjera.

La coordinación de los ataques de Al Qaeda contra las tropas sirias inmediatamente después de la agresión israelí es una muestra más de que el conflicto sirio no es un levantamiento popular, como los medios afines a la OTAN intentan hacer creer, sino una embestida de EEUU e Israel, que están trabajando, una vez más, con los terroristas de Al Qaeda para desmantelar una nación soberana.


Paul Joseph Watson es redactor de Infowars.com y Prison Planet.com. Es autor de Order Out Of Chaos. Watson es también presentador de Infowars Nightly News.

Traducción: Javier Villate