Niño palestino de 13 años arrestado en Hebrón

Arnulba Pérez — Un niño de trece años fue detenido en su hogar, ubicado en la ciudad Vieja de Hebrón, y trasladado al puesto de control de la calle Shuhada y, luego, a la base militar con los ojos vendados. Activistas internacionales que intentaron documentar el hecho fueron detenidos por los soldados y los colonos.

El niño fue sacado de su casa y trasladado al puesto de control 56, ubicado en la frontera entre las zonas controladas por israelíes y palestinos de la ciudad. Le vendaron los ojos y lo encerraron en el puesto de control durante unos 20 minutos. Después de esto, fue sacado por los soldados y lo trasladaron por la calle Shuhada, todavía con los ojos vendados, hacia otro puesto de control.

Después de 15 minutos, lo llevaron a una base del ejército israelí. Los activistas internacionales que intentaron seguirlos para documentar la situación fueron detenidos por los soldados, que los calificaban como “cerdos nazis”, los empujaron y se negaron a aceptar su pasaporte como identificación. Después de varios minutos de que un soldado acosara a los activistas, llegó un grupo de unos quince colonos, varios portando armas automáticas. Los colonos agradecieron y amenazaron a los activistas.

Después de otros 15 minutos, el muchacho fue llevado en un jeep de regreso al puesto de control 56, donde fue entregado a la parte palestina de Hebrón, bajo la custodia de la policía palestina. Fue acusado por el ejército israelí de lanzar piedras, una acusación que utilizan regularmente contra los niños y los jóvenes, muchos de los cuales son detenidos al azar.