Un millón de niños iraquíes afectados por las minas

Casi un millón de niños iraquíes han sido afectados por la presencia de minas terrestres desde 1991. Cientos de ellos han resultado mutilados o muertos por la explosión de bombas de racimo.

Son datos de la misión de la ONU a Irak para el Día Internacional sobre el Peligro de las Minas y de Asistencia para las Actividades Relacionadas con las Minas. La misión ha pedido un mayor progreso en la eliminación de esta amenaza para los iraquíes.

“Es trágico e inaceptable que los niños sigan viendo truncadas sus vidas por la presencia de minas terrestres”, ha dicho el Dr. Marzio Babille, representante de UNICEF en Irak.

“Con un poco de esfuerzo, pueden eliminarse todas las minas terrestres y artefactos sin explotar en Irak. Pedimos a todos los agentes (el gobierno de Irak, la comunidad internacional y el sector privado) que se coordinen para eliminar esta amenaza para las vidas de los niños iraquíes y sus familias”.

El caso más reciente es el de un niño iraquí de 12 años que ha perdido un ojo y las dos manos debido a un artefacto que explotó cuando estaba pastoreando sus ovejas cerca de Basora, en marzo pasado.

Irak es uno de los países más contaminados del mundo, con más de 1.730 km2 de sus tierras contaminados con minas terrestres y artefactos sin explotar, lo que afecta a 1,6 millones de personas de unas 4.000 localidades del país.

El Dr. Martin Kobler, representante especial del Secretario General de la ONU para Irak, ha dicho que “las minas terrestres y los artefactos sin explotar siguen afectando terriblemente a los iraquíes, limitando su acceso a servicios esenciales y, en el peor de los casos, mutilándolos y matándolos.

“Hay que aumentar los esfuerzos para curar las heridas de las guerras pasadas y acabar con esta amenaza para las vidas de los iraquíes de una vez por todas”, añadió Kobler.

Debido a la disminución de la financiación, el Programa de Acción para las Minas de la ONU finalizará a mediados de 2013. Por esta razón, la ONU apela al gobierno de Irak para que financie urgentemente las actividades de desactivación de minas.

En octubre de 2012, la Organización de Desactivación de Minas del estado de Kurdistán anunció que habían muerto 10 personas y otras 40 resultaron heridas en dicho año.

La provincia sureña de Basora está considerada como una de las zonas más contaminadas del mundo, debido al hecho de que su territorio fue utilizado como cortafuegos militar en las guerras que ha padecido el país.

Hay que señalar que un promedio de dos iraquíes han muerto o han sido heridos por las minas cada semana durante 2009, según estadísticas internacionales.

Fuente: “1,000,000 Kids Impacted by Mines in Iraq”