Periódico israelí acusa al ejército de ‘limpieza étnica’

El diario israelí Haaretz ha acusado hoy al gobierno de Israel de llevar a cabo una “limpieza étnica” de palestinos en algunas áreas de Cisjordania. Las fuerzas israelíes de ocupación han expulsado a centenares de palestinos de sus pueblos con el fin, supuesto, de crear una zona cerrada de maniobras militares.

En su editorial, el periódico menciona cuándo y cuántas veces se han producido desplazamientos de la población palestina por parte del ejército hebreo. Según el editorial, “han desplazado a 60 palestinos, incluyendo 36 niños, y destruido 46 tiendas y estructuras improvisadas”.

“Treinta y dos tiendas de campaña de la Cruz Roja —sigue diciendo el editorial— y otras organizaciones humanitarias, entregadas a los residentes después de que sus viviendas fueran destruidas, fueron confiscadas dos días después. Los soldados registraban todos los vehículos en la zona para asegurarse de que solo llevaban ayuda humanitaria, mientras el agua de los tanques era derramada”.

El periódico ha acusado a Israel de causar “una grave injusticia a docenas de comunidades pobres y a sus ancianos habitantes, que viven de la ganadería y la agricultura”.

El editorial denuncia una política nacionalista “basada en el deseo de desarraigar a poblaciones palestinas enteras del Área C y transferirlas al Área A. En su deseo de limpiar los centros estratégicos de Cisjordania (colinas del sur de Hebrón, el área de Jan Al Ahmar y el norte del valle del Jordán) de sus residentes palestinos”.

“Aparte del hecho de que se trata de una política cruel e inhumana que está en clara oposición a los principios democráticos y civilizados, esta conducta demuestra que el llamamiento realizado por el primer ministro Benjamín Netanyahu al presidente palestino Mahmud Abas para reanudar las negociaciones de paz no es más que una treta”.

Según Haaretz, “la razón declarada de la destrucción es la realización de ejercicios militares”. En 2012, el ejército hebreo ordenó a 17 comunidades de pastores y campesinos que abandonaran temporalmente sus tiendas en ocho ocasiones por este mismo motivo.

“Pero a pesar del hecho de que las áreas de maniobras militares ya representan el 45,7 por ciento de todo el valle del Jordán, esto no es suficiente para Israel. El 20 por ciento de toda la región fue declarada reserva natural; cientos de miles de minas fueron plantadas en la región y 2.500 dunams [algo más de 100 hectáreas] de tierras agrícolas palestinas fueron confiscadas para construir el muro de separación”.

“En total, de un área de 1,6 millones de dunams en el valle del Jordán, Israel se ha apropiado de 1,25 millones —un 77,5 por ciento—, donde los palestinos tienen prohibida la entrada”.

Fuente: Israeli newspaper accuses army of “ethnic cleansing”, Middle East Monitor, 4/02/2013