El FBI no advirtió de un plan para asesinar a miembros de Ocupemos Wall Street

Brett Wilkins

Fuente: FBI knew of assassination plot against Occupy but gave no warning, Digital Journal, 31/12/2012

El FBI tuvo conocimiento de un plan para asesinar a miembros de Ocupemos Wall Street, pero no informó a las víctimas potenciales de las amenazas que pendían sobre sus vidas.

Esta terrible revelación fue enterrada en documentos que han sido obtenidos por Partnership for Civil Justice Fund (PCJF), una organización de derechos humanos y civiles, después de que el grupo presentara una solicitud basada en la Ley de Libertad de Información.

La semana pasada, Digital Journal informó que los documentos obtenidos por PCJF detallaban cómo el FBI había cooperado con el Departamento de Seguridad Interior, el ejército de EEUU y corporaciones privadas para vigilar e investigar a miembros de Ocupemos Wall Street (OWS) como “terroristas domésticos” y “delincuentes”. Los documentos son una prueba de que las agencias federales “están funcionando de facto como el brazo de vigilancia de Wall Street y las corporaciones estadounidenses”.

Análisis minuciosos de los documentos han sacado a la luz un archivo que menciona claramente la existencia de un plan para asesinar a miembros de OWS utilizando francotiradores. Los nombres de los grupos o personas implicadas en el plan criminal han sido encubiertos, de forma que es imposible identificarlos en estos momentos. Lo que sí se sabe es que el FBI nunca advirtió a ninguna de las potenciales víctimas del peligro que corrían sus vidas.

Extracto de un documento del FBI clasificado como “SECRETO”:

Un plan redactado en octubre contemplaba la utilización de francotiradores contra manifestantes de Houston, Texas, si se consideraba necesario. Otro plan indicaba que manifestantes de Nueva York y Seattle iban a organizar protestas similares en Houston, Dallas, San Antonio y Austin, Texas. El plan había recogido información y fotografías de los líderes de los grupos organizadores y formulado un plan para matar a los líderes mediante francotiradores con rifles.

Traducción: Javier Villate