El ejército israelí destruye la casa de hermano de preso palestino en huelga de hambre

Nasuh Nazal

Excavadoras del ejército israelí han demolido la casa de Rafat Al Eisaui, hermano del preso palestino en huelga de hambre Samer Al Eisaui, que se ha negado a poner fin a su protesta iniciada hace 159 días.

La familia Al Eisaui ha acusado a las fuerzas de ocupación israelíes de presionar a Samer con la demolición para que ponga fin a su huelga de hambre.

En una entrevista con Gulf News, Sherin Al Eisaui, hermana de Samer, dijo que las fuerzas israelíes llegaron a la casa de Rafat y empezaron a destruirla inmediatamente. Los familiares no tuvieron ocasión para recoger sus muebles y demás pertenencias.

“Rafat nunca ha recibido ninguna notificación o aviso del ayuntamiento de Jerusalén”, dijo. “Los registros oficiales israelíes no muestran ni una sola nota o aviso entregado a Rafat”, insistió.

Los soldados llegaron cuando todas las oficinas municipales de Jerusalén estaban cerradas, por lo que la familia no tuvo ninguna oportunidad para recurrir ante los tribunales la demolición para posponerla o anularla.

Los soldados israelíes dijeron que Rafat había construido su casa sin tener el permiso de construcción. “Ni una sola casa del barrio de Al Eisauiya tiene permiso de construcción. Los israelíes no dan permisos de construcción a los palestinos de Jerusalén Este”, dijo Sherin.

Rafat ha estado viviendo con su esposa y tres hijos en su casa de 150 metros cuadrados. Es dueño del suelo y ha solicitado repetidamente un permiso para construir, pero las autoridades israelíes han rechazado todas sus solicitudes.

Sherin aseguró que era la primera vez que el ejército israelí entraba en la zona con tantos efectivos, alrededor de 300 soldados, en su opinión. “Los israelíes esperaban enfrentamientos con los palestinos en el vecindario, pues los residentes conocen perfectamente cuáles son las intenciones de los israelíes”, añadió.

Sherin dijo que el ejército israelí ha cercado la casa de Samer casi todos los días y ha demolido cinco veces en el último mes la tienda de solidaridad levantada delante de la misma.

“Mientras las excavadoras israelíes estaban demoliendo la casa de Rafat, los vecinos de Al Eisauiya reconstruyen la tienda de solidaridad por sexta vez, demostrando con ello que seguirán apoyando la protesta de Samer en su confinamiento”, dijo Sherin.

Samer ha estado en huelga de hambre durante 159 días en protesta por su detención administrativa. Las fuerzas de ocupación israelíes arrestaron a Samer poco después de ser puesto en libertad gracias al acuerdo de intercambio de prisioneros palestinos por el soldado Shalit. Samer permanece encarcelado por acusaciones secretas del servicio de seguridad israelí.

Samer Al Eisaui ha sido juzgado por dos tribunales diferentes al mismo tiempo. Está previsto que comparezca ante el tribunal militar de Ofer hoy y mañana ante un tribunal de Jerusalén.

Fuente: Israel destroys Palestinian home as punishment, Gulf News, 1/01/2013