Demoliciones y confiscaciones de propiedades palestinas en 2012: avanza la limpieza étnica

El Centro Palestino de Investigación sobre la Tierra ha confirmado que las fuerzas de ocupación israelíes han incrementado de forma significativa durante 2012 las demoliciones y confiscaciones de propiedades palestinas en Cisjordania: han confiscado 28.000 donums (1 donum equivale a 1.000 metros cuadrados) y han destruido 600 casas.

El centro dijo en un informe que 2012 ha sido el año “más terrible en términos de expropiaciones de tierras y destrucción de árboles, arrancados o quemados, así como en demoliciones de casas, sembrando el terror entre los palestinos y desplazando a sus propietarios”.

El centro ha documentado la confiscación de unos 28.000 donums (2.800 hectáreas) de tierras palestinas destinadas a la construcción de asentamientos judíos, lo que supone un incremento de más del doble de las tierras confiscadas en 2011. La mayor parte de estos robos de tierras ha tenido lugar en Jerusalén Este.

Además, el centro ha documentado la demolición en 2012 de alrededor de 600 viviendas y propiedades palestinas en Cisjordania, incluyendo unas 106 en Jerusalén y 121 en Al Jalil (Hebrón). Esto representa un incremento del 12 por ciento con respecto a 2011, mientras que las órdenes de demolición han aumentado, también, un 60 por ciento en comparación con 2011.

Según el centro, 37.000 árboles han sido arrancados o quemados, entre ellos unos 31.000 olivos, incluyendo 5.600 árboles en Al Jalil, 500 en Jerusalén y 10.260 en Nablus. En total, un incremento del 85 por ciento con respecto a 2011.

Las fuerzas de ocupación israelíes han demolido más de 60 pozos en Cisjordania (6 en Jerusalén y 31 en Al Jalil) y han emitido unas 47 nuevas órdenes de demolición (un 70 por ciento en Al Jalil), además de confiscar 21 tanques de agua, sobre todo en el norte del valle del Jordán.

Nota del traductor: Entre las propiedades palestinas demolidas por las fuerzas de ocupación israelíes se encuentran, además, de viviendas, escuelas, mezquitas, pozos y cisternas de agua, cobertizos para animales, centros de salud, carreteras, torres de alta tensión, chozas, etcétera. Todo esto son, según el derecho internacional, crímenes de guerra cometidos por la potencia ocupante en los territorios ocupados.

Fuente: Report: IOA seizes 28 thousand dunums, demolishes 600 homes during 2012