Rubalcaba veta a Amaiur mientras el PSE vota con Bildu en varias ocasiones

Rubalcaba ha vetado a Amaiur en la firma de un documento apoyado por toda la oposición parlamentaria en contra del ‘pensionazo’ del gobierno del PP. Ha argumentado que lo mismo han hecho en ocasiones anteriores. Pero uno sabe que también han hecho algo distinto…

El 26 de noviembre pasado, Bildu, Aralar y PSE sacaron adelante una iniciativa para apoyar el pequeño comercio de Durango, en Bizkaia (Bildu, PSE y Aralar aprueban dos modificaciones de crédito y el PNV dice que “son nulas”).

El 24 de octubre, la Diputación de Gipuzkoa (Bildu) y el gobierno vasco (PSE) votaron en el Consejo Vasco de Finanzas a favor de ingresar con cargo a 2012 las devoluciones del dinero procedente de las vacaciones fiscales, 309 millones de euros, en contra del parecer del PNV (Polémica en el Consejo vasco de Finanzas).

Y séis días después, de nuevo Bildu y PSE sumaron sus votos en Gipuzkoa para aprobar la propuesta de Martín Garitano (Bildu) de crear un impuesto a la riqueza. Esta nueva entente ha venido rodeada de rumores de todo tipo sobre tomas y dacas entre las dos formaciones (Bildu y PSE pactan en Gipuzkoa seis días después del Consejo de Finanzas).

En fin, qué queréis que os diga. Hay que contemplar todo esto con gran escepticismo. Ciertamente, los hechos no hablan muy en favor que se diga de una inexistente coherencia del PSOE-PSE. Pero tomémoslo con tranquilidad. Volveremos a ver cosas similares. Es el juego oportunista de los partidos políticos y de sus líderes. Pensar que detrás de la selección tendenciosa de los hechos existe una postura de principios o algo así es de una candidez que más que estúpida parece conmovedora.